La polarización no resuelve, divide

305

Una sociedad dividida y con miedo es más fácil de manipular. Dividir a las audiencias es un mecanismo maquiavélico para influir a las personas de forma contundente. La coyuntura mundial, regional y local será compleja en 2019. Y esto no es algo nuevo, es más bien un sentido lógico de entender que el mundo cambió radicalmente desde 2016. La sociedades están polarizadas y divididas en dos grandes bandos: Los conservadores y los liberales. Ambos lados de la moneda tienen perspectivas muy radicales. Lo que no ayuda mucho ni aporta a un ambiente de diálogo.

Por su lado, muchos de los conservadores de la sociedad tienen miedo y odio a los cambios y a que se rompa con lo establecido. A perder su lugar que han ganado o escalado. Muchas veces, como opinión pública votan y publican sus opiniones en su vida digital y en las conversaciones de sobre mesa, atacando a los que cambian los esquemas y lo establecido.Muchas familias y amigos están divididos y lo estarán más. Su fondo principal es que tienen miedo y muchas veces cuando las personas tienen miedo, reaccionan en esquemas de comunicación de forma agresiva. Lo que contribuye a un ambiente de división y ridical. Esto no es un fenómeno antropológico social específico de México. Es una enfermedad mundial de nuestra era. Resultado de la hiperinformación, los hiperlectores y la generación del hiper pseudo contenido, ¿Qué está pasando? Lo que está pasando es la búsqueda de esta pregunta y su respuesta, ¿Qué es el vació existencial? Demasiado de todo. 

Por el otro lado, están los disruptores o liberales. Que quieren romper lo establecido y también luchan de manera beligerante contra los intereses establecidos. Atacan al clasismo, la misoginia y la poca apertura a la diversidad. Palabras y etiquetas como Chairo, Derechairo, blancos, fifís, nacos o jodidos cada día se vuelven más frecuentes en los contenidos para atacar a un bando o al otro. De hecho, hay una cuenta en twitter que me ha parecido interesante observar y escuchar porque refleja la situación compleja  a la que nos enfrentaremos como un gran reto de comunicación en 2019, por lo menos en México. Se trata de @LosWhitexicans, que en su biografía en Twitter resume: “Mexicanos más gringos que los gringos”. Es una cuenta que observo muy ganadora y con gran aceptación. En apenas poco más de un mes ha ganado 26 mil seguidores de la nada y sube cada día más su capital de influenciados. @LosWhitexicans no está bien ni mal. Aplaudo que porfín termine el clasismo que tanto daño a hecho a México por siglos. Lo que no comparto es que se combata el clasismo mexicano con otra forma de discriminación. Esta polarización es peligrosa porque de los ataques digitales, muchas veces, lo que sigue es la violencia y la radicalización de la intolerancia. 

La vida digital potencia todas las emociones sociales. Lo bueno y lo malo. Y la micro localización -la segmentación de los de los usuarios con base en su orientación filosófica, ya sea liberal o conservadora-, automáticamente genera contenido dependiendo de nuestra postura ideológica. A los que tenemos miedo, nos envía contenido para reforzar nuestro miedo y los que estamos hambrientos de cambio, nos envía combustible para encender las llamas de los cambios radicales. Esto no ayuda en nada, por que la microfocalización muchas veces es una herramienta para dividir a la sociedad. 

¿Qué hago como marca ente esta polarización social?

  • No promover ni redactar discursos y mensajes clave incendiarios y radicales. 
  • No seas complice de los radicales. Es el centro medio objetivo y libre. 
  • Habla de forma humana, integradora y serena.
  • Es necesario mantener una comunicación de marca con enfoque a los cambios y mejoras de los humanos, independientemente de las ideologías.
  • Hablar objetivamente, es ser una marca auténtica. 
  • No le tengas miedo a tus clientes. Diles que tú eres la oportunidad de generar experiencias positivas para ellos, sus familias y amigos. 
  • Habla siempre en tiempo positivo. Sin sonar falso. Habla autentico, objetivo y real.
  • Escucha lo que dicen los radicalismos para siempre tomar en cuenta lo que quieren y tú escucharte neutral. Sin ser un falso neutral. 
  • Es necesario mantener una postura, firme, integradora, con enfoque a la diversidad pero sensata. 
  • Escucha mucho y analiza lo que las conversaciones dicen de la sociedad. En todos sus formatos, offline/online.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorClaves para medir el patrocinio de un evento
Artículo siguienteEstos son 5 servicios que más ofrecen agencias de Relaciones Públicas en México
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.