El cuidado del medio ambiente es uno de los términos con mayor presencia en la mesa de negocios del sector empresarial, donde los esfuerzos de crecimiento, rentabilidad y producción deben estar alineados con prácticas y productos sustentables.

La velocidad de la información da pie a las tendencias y opiniones de las personas, además colocan al consumidor ante los reflectores de las marcas para saber hacia dónde van y si están entre sus preferencias. En respuesta a esto, durante los últimos años las compañías han reforzado su compromiso con el medio ambiente, a través de la integración de acciones más responsables y procesos sostenibles para mantener el equilibrio ambiental. 

Al respecto, los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 que integran los gobiernos, instituciones y sector corporativo han modificado su transparencia, gestión y ética empresarial para en conjunto tener un mayor compromiso con el medio ambiente y poder transmitir los mensajes a través de acciones al consumidor. 

Frente a esta realidad, surge Ciel botella azul, la única botella 100 por ciento reciclada y reciclable ya que por sus características de fabricación puede volver a convertirse en una nueva botella, una y otra vez. Esto se debe a que es creada completamente por otras botellas, consiguiendo eliminar los residuos. Dicho esfuerzo, como parte del compromiso de la Industria Mexicana de Coca-Cola por alcanzar un “Mundo sin residuos”, trabaja en paralelo con la campaña “Conecta mente y cuerpo” de la mano del actor y cantante mexicano Diego Boneta, para invitar al consumidor a tomar decisiones de consumo que fomenten la sustentabilidad y contribuyan al medio ambiente.

Bajo el modelo de Economía Circular, esta innovación logra darle más de una vida útil a los envases a través del reciclaje. Como parte de este proceso, la botella adquiere un icónico color azul, brindando a sus botellas la posibilidad de convertirse en nuevas botellas de forma infinita. Los consumidores forman parte de este proceso, una vez que se vacían, aplastan, tapan y depositan correctamente, su botella Ciel comienza el proceso para crear una nueva botella azul, hecha 100 por ciento de otras botellas ayudando a reducir la huella ambiental mediante el uso de este recurso. 

De igual forma, IKEA, la reconocida firma de muebles sueca, proyecta sus acciones a favor del medio ambiente a través de diferentes iniciativas que en conjunto generan cambios importantes en el planeta. Ejemplo de ello es la constante labor que emprende la compañía para crear una comunidad de clientes que reparen y reciclen sus sofás, cojines y sillas de IKEA, en lugar de tirarlos a la basura y así alinear sus procesos hacia una Economía Circular, un parteaguas en el futuro de un mejor planeta.

IKEA

Los objetivos de las empresas por lograr mayores índices de sustentabilidad deben estar apalancados por las decisiones del consumidor, quienes tienen el papel de tomadores de decisiones dentro del mercado. Además, seguido de los esfuerzos de las marcas por ofrecer productos y servicios más green son el jugador más importante para promover acciones de valor. 

México es líder de reciclaje de pet en América

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL