Una trabajadora de McDonald’s sufríó quemaduras severas, ya que mientras desempeñaba sus labores en uno de los restaurantes de la marca resbaló y cayó en un cubo abierto de aceite hirviendo: el fast fool retailer fue multado por 45 mil dólares.

El incidente ocurrió a Ángela Buza, jefe de turno de la tienda que se ubica en Melbourne, Estados Unidos.

Hay que destacar que aunque se trató de accidente, el fast food retailer fue multado porque el aceite debe trabajarse a través de una bomba especializada, que se encontraba rota. De modo que los trabajadores del lugar tuvieron que utilizar cubetas para contener el aceite.

A continuación te dejamos el video de lo ocurrido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL