Para todo hombre hay emociones y sentimientos que son infranqueables e inevitables, es por ello que el marketing BTL se encarga del branding emocional para la satisfacción del consumidor.

Algunas emociones rompen barreras, otras no generan mayores cambios y algunos más pueden marcar a un antes y un después. Así es como diversas marcas se han ocupado en hacer un llamado a las emociones del consumidor, al final, es a humanos a quienes se les pretende enviar mensajes.

Muy pocas veces la calma y la reflexión están presentes en las compras de los clientes, son los sentimientos y emociones fuertes los que generan el impulso de compra.

Ejemplos de branding emocional

El primer ejemplo es de Coca-Cola, en la mayoría de sus campañas se apela a sentimientos como la felicidad, la fraternidad, el gusto de compartir.

También está una campaña de Elite que demuestra cómo una pequeña está preocupada por su piñata que será el festín en su cumpleaños.

Pero esta estrategia no es nueva, desde siempre se han evocado los sentimientos de añoranza de colección de momentos memorables.

Y está este otro video que habla de ilusión, esperanza, esfuerzo y apoyo para los Juegos Olímpicos de 2016.

Es de este modo que las emociones son parte de la estrategia de las campañas, con ello se logra llegar a muchos consumidores y fomentar valores humanos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL