• Unos 12 mil casos de abuso sexual registrados, terminaron por provocar la quiebra de los Boy Scouts.

  • A lo largo de su historia (110 años), han pasado por sus filas 2.2 millones de miembros, de entre 5 y 21 años de edad.

  • Sus activos valen unos 5 mil millones de dólares, incluyendo inmuebles.

La peor pesadilla de una empresa es invertir recursos tangibles e intangibles en sus colaboradores, para que estos al final hagan mal uso de sus recursos. Para los Boy Scouts los principios son: Dios, patria y hogar. Las virtudes: lealtad, abnegación y pureza.

Sin embargo, ninguno de estos se cumplió en los 12 mil casos de abuso sexual registrados, que al final terminaron por provocar la quiebra de los Boy Scouts.

Hoy se sabe que desde 1944 se ha acumulado esa cifra, según el abogado Jeff Andreson, quien también reportó más de 7 mil 800 abusadores en la organización.

Finalmente, luego de denuncias ignoradas y una pésima respuesta, la organización de Boy Scouts de Estados Unidos (BSA) se declaró en quiebra, para salvaguardar las indemnizaciones a las víctimas, según un comunicado.

Te recomendamos:

La bancarrota permitirá la creación de un fideicomiso y que la organización continúe operando a nivel local. A lo largo de su historia (110 años), han pasado por sus filas 2.2 millones de miembros, de entre 5 y 21 años de edad.

El presidente ejecutivo de la organización, Roger Mosby, indicó que “la BSA se preocupa profundamente por las víctimas de abuso y se disculpa sinceramente con cualquiera que haya resultado perjudicado durante su permanencia”.

De acuerdo con The Wall Street Journal, hasta el mes pasado el Consejo Nacional de Boy Scouts y los consejos locales afiliados tienen activos por un total de 5 mil millones de dólares, incluyendo inmuebles.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL