La Inteligencia Artificial (IA) ha resultado clave en la contingencia. Se implementa en data y también en simples elementos como las puertas de acceso, pero en todas sus ejecuciones es una aliada contra los contagios, incluso gracias a bots.

Sin embargo, enfocados al marketing, brilla especialmente con una atención al cliente cada día más fina por ejemplo con bots. Proyecciones de Grand View Research señalan que el tamaño del mercado de chatbots a nivel mundial pasará de los 190 millones de dólares registrados en 2016, a superar los mil 250 millones para 2025.

Estos, tienen miras de atender al consumidor correctamente, pero también de tener áreas de oportunidad aún sin resolver.

Enfocados en ese sentido es que la empresa de tecnología CX Servion prevé que para 2025 que la IA impulsará el 95 por ciento de toda la interacción con los clientes, incluidas las conversaciones telefónicas y en línea en las que los clientes serán incapaces de “detectar el bot”.

Esto es, las compañías buscan que – a diferencia de la actualidad – el consumidor no detecte que está hablando con un bot, que le resolvería sus problemas o dudas con una marca, al tiempo que resultaría en un lenguaje claro, controlable y natural.

En cualquier medio se llevaría a cabo este cambio. El 57 por ciento de los ejecutivos de atención al cliente consideran la reducción de llamadas como su “prioridad uno” para los próximos cinco años, con un enfoque de inversión en tecnología que evite la necesidad de hablar con un humano, de acuerdo con cifras de McKinsey.

En general, se pronostica que los ingresos del mercado mundial para la inteligencia artificial crecerán a nivel global. Aumentarán de alrededor de 5 mil millones de dólares en 2015 a poco más de 125 mil millones durante 2025.

Una de las principales ejecuciones son los bots, lo que no resulta descabellado sobre todo si se está perfeccionando en un aspecto determinante para las compañías.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL