¿Por qué los #Abogados mexicanos NO usamos la #legaltech?

¿Por qué los #Abogados mexicanos NO usamos la #legaltech o todavía estamos lejos de la tecnología jurídica?, comenta José Luis Benavides.

682

Amigos de @InformaBTL, rápidamente ha quedado atrás el primer mes de este año VEINTE-VEINTE y todo ha vuelto poco a poco a la normalidad de nuestras vidas, así que hoy platicaremos de un tema que me llama mucho la atención y este es: ¿Por qué los #Abogados mexicanos NO usamos la #legaltech o todavía estamos lejos de la tecnología jurídica?

Dicho lo anterior, y como alguien que es Abogado de profesión me puedo dar cuenta de que la carrera de DERECHO es prácticamente la misma desde que yo salí de la universidad en la segunda parte de los años noventa, y aunque sé que ha habido modificaciones a los Planes de Estudios en los últimos años, pues también es un hecho que la “esencia” en México para impartir las cátedras en las diferentes materias es idéntica que hace más de cien años.

Una vez expuesto lo anterior, resulta evidente que esta manera arcaica de formar nuevos abogados no estaría acorde con los desafíos que viven nuestros jóvenes en comparación con otros estudiantes de derecho a nivel mundial, y para muestra tenemos el estrepitoso fracaso de los JUICIOS ORALES, mismos que no han logrado posicionarse y ser lo eficientes que supuestamente deberían de ser, pero eso es solamente una pequeña parte de la problemática que viven los jurisconsultos mexicanos en estas épocas.

En este mismo sentido todos estos nuevos Licenciados en Derecho o Abogados en formación pertenecen a una generación que vive inmersa en la tecnología prácticamente desde que nacieron, sin embargo, me resulta bastante difícil de comprender el ¿por qué no la usan más eficientemente en su beneficio y desarrollo profesional?

Es decir, y muchos me dirán que sí utilizan la tecnología para su beneficio, ya que utilizan su E-Mail, @WhatsApp, @Facebook, @Twitter, @LinkedIn, @Instagram y hasta cuentan con un dominio para el Website de su oficina en el que aparecen fotos, hojas de vida, datos de contacto y no más que eso, pero para cualquiera que entienda la dinámica tecnológica del Siglo XXI eso ya no es suficiente, y déjenme les comento tres de los casos más referenciales del #legaltech que ya se están utilizando hoy a nivel mundial:

  • El ANÁLISIS DEL BIG DATA para poder prever resoluciones judiciales o administrativas en función de patrones de evaluación jurisdiccional.
  • La EVALUACIÓN DOCUMENTAL mediante software programado por términos específicos, palabras o variables determinadas.
  • Los FORMULARIOS AUTOMATIZADOS para crear un draft inicial de un proyecto de demanda, contestación o documentos en especial y que puede ser liberado al cliente previo pago en línea.

*No obstante, entiendo que estos SERVICIOS DE ÚLTIMA GENERACIÓN producen costos extras por el uso de licencias, capacitación y una ruta crítica para hacerlos óptimos, mismos costos que necesariamente terminan indexados en la facturación al cliente, y esa es una de las razones por las cuales su crecimiento en nuestro país es prácticamente nulo.

Finalmente, como estos ejemplos puedo citarles varios más, pero la idea es darles un panorama general de cómo está funcionando la tecnología jurídica en otros países e intentar ponernos a la vanguardia, así que deberá ser menester de nuestras autoridades el capacitar a los alumnos en estos avances tecnológicos y agregarlos a los Planes de Estudio actuales, ya que de no ser así nuestros próximos Abogados podrán tener diez en INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO, DERECHO ROMANO o DERECHO CIVIL, pero estarán totalmente alejados de lo que el Cliente de esta década espera de ellos en cuanto a rapidez de respuesta, automatización de procesos y eficiencia en la atención de sus asuntos; Al tiempo.

Si tienen alguna duda no dejen de mandarme sus comentarios y con gusto se los responderé.

¡Hasta la próxima y síganme en Twitter! https://twitter.com/Benavideslaw o visiten mis Fan Page: https://www.facebook.com/benavideslaw/ y https://www.facebook.com/JoseLuisBenavidesBJ/

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL