BMW anunció que no cancelará sus planes de inversión en México, esto pese a las amenazas del presidente Donald Trump de impuestos a importaciones mexicanas.

Harald Krueger, presidente ejecutivo de la automotriz alemana, precisó que se necesita de un libre comercio mundial, esto ante las medidas de proteccionismo emprendidas por el gobierno estadounidense, reportó El Financiero.

La declaración es consecuente con la de enero pasado, en la que la compañía reiteró que mantiene el proyecto de construcción de una planta en San Luis Potosí, programada para 2019.

Desde su campaña a la presidencia, Donald Trump critica a las empresas automotrices, principalmente a las originarias de Estados Unidos, por invertir en México y fabricar una parte importante de su producción en este país.

Ya como presidente, el magnate y estrella de reality shows amenaza con gravar a los vehículos importados con un “gran impuesto fronterizo” de hasta 35% sobre automóviles importados, en particular de México.

Por su parte, BMW, Daimler y Volkswagen, las 3 compañías productoras de automóviles más importantes de Alemania, han llevado a cabo diferentes inversiones en territorio mexicano debido a los menores costos de producción en comparación con Estados Unidos.

En 2015, BMW vendió 2.38 millones de unidades que le redituaron ingresos por 92.18 mil millones de euros, de acuerdo con información de Statista.

La compañía es la tercera mayor productora automotriz de Alemania.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL