La compañía mexicana Grupo Bimbo anunció que desistiría de su intención de patentar las manteconchas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Luego de que la empresa panificadora, fundada por la familia Servitje, emitiera ante el IMPI una solicitud de registro de marca y así poder comercializar esta combinación de pan, la compañía tomó la decisión de declinar y dejar a un lado dicho asunto.

A través de un comunicado publicado por Grupo Bimbo, se señala que evitar malas interpretaciones respecto al tema y carecer de algún interés en producir dicho pan, fueron las principales razones por las que desistió de su solicitud ante el mencionado instituto.

Las manteconchas se convirtieron en un contenido que circuló rápidamente en redes sociales, y que al poco tiempo se tornó viral, situación que dio a pie a que la empresa considerara patentar el nombre, panecillo que según la agencia EFE fue creación de Josue Rivera Arriaga, panadero local que radica en el estado de Querétaro.

Luego de haber hecho público su intención de buscar la patente de las manteconchas, Grupo Bimbo fue blanco de críticas en redes sociales, además de la circulación de un video donde se percibe a un ex empleado de la compañía, quien robó mercancía al dueño de una tienda de abarrotes.

En 2017, la agencia Kantar Worldpanel ubicó a esta marca como la tercera más elegida por los mexicanos, tras haber sido seleccionada 600 millones de veces.

Marcas nominativas, ¿qué son?

Según el portal Marcanet del IMPI, el 17 de agosto Grupo Bimbo hizo expresa una solicitud con la que pretendía patentar el nombre de manteconchas, lo cual daría paso a la creación de una marca conocida como nominativa.

De acuerdo con el IMPI, una marca nominativa es aquella que identifican un producto o servicio, a partir de una denominación.  Puede constituirse de letras, palabras o números y contener signos ortográficos que auxilien a su correcta lectura.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL