En términos de mercadotecnia una de las temporadas más esperadas por las marcas es la navideña, ya que es uno de los momentos del año donde la derrama económica es más significativa y donde diversas industrias registran sus mejores ingresos a lo largo de todo el año.

Tan sólo durante 2012, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), estimó previo a la temporada comprendida entre el 12 de diciembre y el 6 de enero, una derrama económica por 391 mil 420 millones de pesos, es decir, vaticinó un incremento del 9 por ciento respecto al 2011.

En ese momento y tras el cierre de la temporada, una de las industrias que registró un mayor beneficio fue la de juguetes, que en voz de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju), reportó una derrama económica de mil 610 millones de dólares, es decir, el 75 por ciento de sus ingresos anuales aproximadamente.

A sabiendas de ese potencial, en una acción conjunta, la marca de juguetes Lego y la cadena de retail Walmart se adelantaron a la temporada e incluso se adelantaron a los festejos del “Día de muertos” que también representan una oportunidad de negocio, a través de la develación del Árbol de Lego más grande de México.

La activación orientada a detonar el awareness en torno a la temporada decembrina entre el target infantil, tuvo lugar en Walmart Toreo, donde la pieza que también permitirá el branding de la marca de juguetes permanecerá montada (desde el 13 de octubre) hasta el próximo 6 de enero de 2014.

La estrategia de mercadotecnia incluye diversas activaciones que buscarán de manera periódica detonar las ventas. Entre ellas, se encuentra una galería de arte con piezas la marca de juguetes, un área para menores en edad preescolar y una montaña de bricks.

El Árbol mide más de 4 metros de altura y requirió el apoyo de más de 15 Master builders para su construcción

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL