El ambush marketing resulta altamente funcional para la competencia entre marcas. Esta técnica, conocida también como marketing de emboscada consiste en aprovechar recursos ajenos a una marca. En este sentido, y haciendo honor a esta interesante estrategia, Burger King se disfraza de McDonald’s.

Una de las sucursales en Nueva York fue la portadora de este original disfraz, una sabana blanca de gran tamaño que cubrió por completo todo el restaurante simulando ser un fantasma. Además, la marca puso con aerosol el nombre de la competencia: McDonal’s.

Como parte de la caracterización, Burger King añadió un anuncio que decía “Booooo! Solo bromeamos, todavía hacemos hamburguesas a la parrilla. Feliz halloween”. Así mismo, las hamburguesas fueron parte del disfraz, compartiendo a los consumidores el mismo mensaje.

Esta estrategia que también tiene mucho de event marketing, es decir, aprovechar algún evento particular (en este caso halloween); tuvo reconocimiento en redes sociales, logrando crear un interés en los consumidores por adquirir el producto. Al respecto, muchos usuarios consideraron que la acción de buscar reconocimiento a través de otra marca fue baja, mientras otros tantos la consideraron una original labor.

Aunque Burger King se disfraza de McDonald’s y con anterioridad ha implementado otras estrategias (como la que te compartimos en el video) que le han valido múltiples premios en las categorías Direct, Brand experience & activations y Outdoor; tan solo en México, no ha conseguido abarcar mayor mercado que su competencia. Ya que, tal como lo reporta Statista, durante el 2018, el valor de mercado para McDonald’s alcanzó un 45.5 por ciento, mientras Burger King logró solo un 29.7 por ciento.

Del mismo modo, segun Kantar Millward Brown, McDonald’s es la marca más valiosa de comida rápida, costando 130,368 millones de dólares, una cantidad que Burger King está lejos de alcanzar con su valor de 7,063 millones de dólares.

Te sugerimos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL