Amazon realizó su primera entrega con drones a un cliente de la localidad rural de Cambridgeshire, Reino Unido.

La firma entregó un dispositivo Fire TV y una bolsa de palomitas a un consumidor que había realizado su pedido apenas 13 minutos antes en su casa localizada en un pueblo inglés, publicó Bloomberg.

La entrega ocurrió el pasado 7 de diciembre, en una zona donde las autoridades británicas autorizaron el vuelo de drones, esto de acuerdo con un tuit de Jeff Bezos, presidente de la compañía.

Además del tuit, la compañía publicó un video en el que aparece la entrega a un cliente identificado solamente como Richard B.

El video adelanta que, tras iniciar con 2 clientes, llegarán a docenas más en los próximos meses que vivan cerca de las instalaciones de la firma en Reino Unido, para después llegar a miles más, con la finalidad de expandir su programa de prueba para entregas por drones.

No obstante, las entregas aéreas de Amazon aún no serán operaciones cotidianas debido a las restricciones que cada país tienen en torno al uso de estos dispositivos no tripulados.

Para la firma de e-Commerce, sin embargo, es un gran avance en la competencia por el mercado de los envíos a domicilio con drones en la que Alphabet (matriz de Google) también busca una tajada del pastel.

Amazon propone el uso de drones para entregas debido a que representaría una reducción en los costos y haría más eficiente y rápido el servicio.

La ventas netas de Amazon alcanzaron los 107.1 mil millones de dólares a nivel mundial durante 2015, su nivel de ganancias más alto en su historia, de acuerdo con información de Statista.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL