Con base en un estudio realizado por al agencia de consultoría eMarketer Inc., 12.8 % crecerá el e-commerce de retailers para 2019 a nivel mundial. En países como Estados Unidos y Japón, esta cifra ya se alcanzó y para industrias como ropa o viajes, naciones donde el comercio online representa casi 40% de sus ventas totales.

Datos de Statista indican que, en México, el e-commerce aún no despunta como muchos retailers quisiera, ya que sólo el 14 por ciento del comercio en nuestro país se hizo mediante ventas online, ocupando el segundo lugar en volumen de ventas en e-commerce a nivel Latinoamérica. Por su parte, Brasil se convirtió en el país con el mayor porcentaje en el tema de ventas en línea, al registrar un 59 por ciento en el uso del e-commerce para hacer alguna compra.

El aumento en las ventas online se debe, en gran medida, a la compra y uso cada vez más frecuente de dispositivos móviles que ya no sólo los utilizan para navegar en Internet, revisar correos electrónicos o actualizar sus redes sociales, sino que además favorecen la popularidad del comercio online.

Los retailers online generan entre el 2 y 3 por ciento de las venta totales en nuestro país, un equivalente a más de 165,000 millones de pesos, según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

A pesar de que el e-commerce cobra mayor relevancia entre el target, su nivel de penetración en países latinoamericanos aún no es tan alto como en Estados Unidos o Reino Unido, por lo que los retailers deben emprender ciertas medidas para que el cliente adopte esta modalidad de compra, aunque esto dependerá del alcance y tamaño que tenga cada tienda.

América Latina registró ventas mediante e-commerce que derivaron en 57 mil millones de dólares en este año, cantidad que, de acuerdo con Statista, se incrementará para lo próximos años, donde 2019 será el año en que las ganancias generadas por ventas online serán de 84 mil millones de dólares.

No se deba olvidar que las nuevas generaciones implican retos a encarar, y no sólo dentro del funcionamiento del reatiler. Jóvenes millennials y a Gen Z son y serán consumidores más difíciles de satisfacer y encantar.

Para ellos será necesario que los retailers diseñen campañas digitales más asertivas, innovadoras, que capten la atención del target casi de inmediato y ofrezcan contenido interesante.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL