• Amazon da la estocada final contra las retailers agonizantes con su entrada a la moda de lujo con un apartado especial que se vislumbra arrasador.

  • Tiene más de 150 millones de miembros Prime.

  • Se prevé que los ingresos en el segmento de moda de lujo registren 95 mil 844 millones de dólares en 2020.

Si bien ya había indicios de que Amazon estaba pensando en entrar a la moda de lujo, hoy es una realidad y la estocada final contra las marcas agonizantes.

Los grandes almacenes estadounidenses se han visto especialmente afectados por la contingencia y esto las pone en un lugar vulnerable ante la entrada de Luxury Stores, que es una nueva posibilidad para los consumidores que quieren adquirir productos de lujo pero desconfiaban de la piratería.

Luxury Stores comenzará su camino con artículos de las colecciones de otoño e invierno de 2020 del diseñador Oscar de la Renta y agregará marcas de moda de lujo adicionales a la aplicación en las próximas semanas para los miembros de Amazon Prime. El equipo de Oscar de la Renta tomará decisiones de forma independiente sobre los productos disponibles, precios, opciones de entrega y servicio al cliente.

Inicialmente podrán comprar esta sección únicamente por invitación, lo que le da un toque mayor de exclusividad que en ese mercado es muy valorada por el consumidor. Tendrá funciones interactivas como visualización de 360 ​​grados, que permite a los compradores ver artículos en diferentes tipos de cuerpo y varios tonos de piel.

Amazon

Te recomendamos:

El golpe final

Las marcas de moda generalmente acudían a las retailers para vender sus productos, pero ante el cierre de tiendas y el desarrollo mínimo que tienen sus propias tiendas y sitios web,  están buscando socios como Amazon.

Mientras la e-retailer se mantiene alerta sobre cómo sacar ventaja de todo. De hecho, el CEO de Macy’s, Jeff Gennette, le habría mostrado el camino para copiar su idea cuando habló sobre la oportunidad que vio en la ropa de lujo, ante las cadenas de tiendas departamentales de alta gama en bancarrota.

Ahora, será la gigante del comercio electrónico la que se lleve la mejor parte. También, se guió por sus propias cifras pues más de 1,000 millones de artículos de moda se vendieron en su aplicación móvil.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL