Durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, que comenzarán este viernes 5 de agosto, las marcas y comercios de todo el mundo buscarán maximizar sus ventas mediante marketing y promociones relacionadas con el evento.

Al contar en cuenta que las ceremonias inaugurales de Pekín 2008 y Londres 2012 fueron vistas por el 70% y 72% de la población global, respectivamente, es evidente que existe un interés significativo en los Juegos Olímpicos por parte de los consumidores de todo el mundo.

No sólo los atletas estrellas son captados rápidamente para firmar acuerdos de patrocinio, sino que la mayoría de equipos nacionales están asociados con una serie de empresas de retail y hostelería.

Además, los consumidores se dejan arrastrar rápidamente por el espíritu de este evento deportivo, lo que fomenta el gasto en áreas como la tecnología, el equipamiento deportivo, la comida y la bebida.

Así que, ¿cómo pueden las tiendas y centros comerciales aprovechar la excitación que generan los Juegos Olímpicos y Paralímpicos para aumentar el gasto de los compradores?

En China, por ejemplo, durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, las ventas aumentaron un 23,2% en julio y agosto en comparación con el año anterior. Durante los Juegos de Londres 2012, los turistas chinos promediaron un gasto de 1,300 euros, aproximadamente, en cada visita a una tienda británica.

Además, los Juegos de Río 2016 tendrán como uno de sus patrocinadores oficiales a la red social Weibo, lo que garantiza conectar con la audiencia china más joven.

En Estados Unidos, el verano es un periodo tranquilo para el retail nacional, así que las marcas y los retailers cuentan con los Juegos Olímpicos para que proporcionen un impulso muy necesario al gasto de los consumidores.

Durante los últimos tres meses las grandes marcas, incluyendo Nike, ha lanzado sus productos Río 2016 y Team USA, mientras que las principales empresas de comida rápida han aprovechado el evento para sacar productos de edición limitada.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL