Una de las ventajas de ir al cine en lugar de quedarse en casa a ver una película es que más allá del sonido y el tamaño de la pantalla, incluso de las palomas y los nachos con queso extra, es la experiencia que se vive en el punto de venta.

Este tipo de lugares se aseguran de que las personas disfruten su estadía. La aventura inicia en el momento en que se acercan a las taquillas y termina después de que acabe la película. Pero quien patrocina esto no es la marca como tal, sino el BTL que reina en las instalaciones.

He aquí una lista de 5 acciones BTL que te encuentras en un cine:

1. Material POP: Todos los colgantes y banners publicitarios que adornan cada rincón, y cuyo fin es presentar los estrenos, productos y próximos lanzamientos.

2. Artículos promocionales: Recibir un vaso u otro objeto especial en la compra de un refresco grande o un combo parece una tradición. Ese peculiar objeto siempre llevará el nombre del cine y los personajes de la película del momento.

3. Rasca y gana: Una de las estrategias que han ido en aumento es el rasca y gana. La dinámica consiste en responder una pregunta relacionada con la industria cinematográfica, so respondes correctamente obtendrás un descuento o un premio.

4. Promociones: Muchos cines ya ofrecen tarjetas para clientes frecuentes a un precio especial. Las ventajas son que con ella es posible obtener descuentos especiales en las próximas entradas.

5. Los combos: No hay cine que no ofrezca paquetes de comida, cada uno pensado en el número de visitantes y en sus antojos. Además, esta idea de los paquetes pertenece a la psicología de precio, ya que una agrupación de productos siempre parece más conveniente que un producto unitario.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL