El día de ayer grandes grupos de personas se dieron cita en el Palacio de Bellas Artes para manifestarse en contra de una pintura del artista Fabián Chávez, la cual mostraba a Emiliano Zapata en una versión gay del caudillo revolucionario, lo cual generó opiniones encontradas sobre la obra, además de discusiones y agresiones verbales y físicas por esta nueva concepción del personaje.

Si bien este tema ha generado críticas y aprobaciones en el público, dado que para algunos “desacredita” la hombría e imagen de Zapata, el nuevo contenido que Netflix lanzará podría ser incluso más polémico, dado que se exhibe a un Cristo gay.

De acuerdo con el medio especializado en cine y contenidos bajo demanda Tomatazos, la plataforma de streaming muestra un cortometraje titulado “La primera tentación de Cristo”, el cual forma parte de los contenidos especiales de la temporada navideña y que ya ha sido rechazado por grupos religiosos, quienes sostienen, según dicho medio, que representa una falta de respeto hacia el cristianismo, especialmente hacia su deidad, la virgen María y José, por lo que el grupo comédico Porta Dos Fundos ha hecho expresa su petición de retirar ese contenido.

Hasta diciembre de 2018, Netflix tenía una participación de mercado nacional de 80.9 por ciento, lo cual lo convirtió en la plataforma líder, sobre el 14.6 por ciento de Claro Video, el segundo en la lista, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit.

Más allá de generar un rechazo por parte de los suscriptores, mostrar un Cristo gay, podría funcionarle como un buen “gancho”, pues los temas polémicos, vinculados con alguna religión, genera expectativa y morbo entre las personas, cinta que lejos de reducir las suscripciones de Netflix, las puede impulsar y rebasar los 60.62 millones de suscriptores que tiene actualmente, solo en Estados Unidos, según Statista.

Te sugerimos: De homenaje a catástrofe: agresiones y homofobia por cuadro de Zapata.

Cristianismo y catolicismo, creyentes a la baja

Con el cambio de paradigma sobre temas sociales como el matrimonio homoparental, relaciones homosexuales abiertas, el derecho a abortar, parejas en unión libre, entre otros, religiones como el cristianismo ya no suman creyentes, pues ante su oposición radical a dichos tópicos y las creencias y formas de vida de nuevas generaciones, han perdido incluso credibilidad alrededor del mundo, aunque su liderato en regiones como América Latina se mantiene.

Datos de Statista muestran que, en 2018, el catolicismo tenía una penetración de 58.7 por ciento, seguida de los evangélicos (16.6%) y protestantes (1.8%), con las cuales se percibe una gran diferencia, situación que suele ser aún más marcada en México, en donde ese año el catolicismo registraba una afiliación del 80.8 por ciento del total de personas que practicaban alguna religión.

No obstante, el hinduismo y budismo son otras prácticas religiosas que han ido cobrando importancia entre las personas alrededor del mundo. Cifras de la revista Algarabía indican que, este año, el hinduismo es profesado por 1,100 millones de personas; mientras que el budismo es practicado por 521 millones de fieles.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL