6 claves para forjar un buen trabajo en equipo dentro de tu empresa

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Desde las grandes empresas multinacionales, marcas de gran prestigio, hasta las pequeñas empresas y negocios familiares han tenido que trabajar en equipo para conseguir sus metas.

Desde las grandes empresas multinacionales, marcas de gran prestigio, hasta las pequeñas empresas y negocios familiares han tenido que trabajar en equipo para conseguir sus metas.

Un trabajo conjunto es factor determinante para que un proyecto sea exitoso o no. Hay veces que este asunto resulta sencillo, pero en otras ocasiones puede complicarse por situaciones laborales o por diferencias entre uno o más colaboradores. Sin embargo, hacer a un lado los malos entendidos o disgustos traerá diversos beneficios para el trabajo en equipo, y por ende, para lograr los objetivos propuestos.

Trabajar en equipo no sólo traerá una distribución de actividades y funciones más equitativa y menos carga laboral para cada empleado, sino también habrá una mayor lluvia de ideas en torno a un mismo tema, las opciones para darle solución a un problema serán mayores, las relaciones laborales serán más sanas y podrás trasladar esa forma de trabajo a otros ámbitos de tu vida.

Para conseguir un trabajo en equipo que sea efectivo y enriquezca a nivel personal y laboral a cada colaborador, puedes guiarte con estas 6 claves para lograrlo.

Aprender a escuchar

Hacer esto no sólo compete a los líderes de cada equipo de trabajo o de una empresa, también es deber de cada miembro o colaborador forjarse el hábito de escuchar a los demás, incluso cuando la otra persona no sea afín a tus ideas o propuestas.

Aprende a valorar los distintos puntos de vista para que, al final, entre todos tomen la decisión que más convenga a todo el equipo.

Ten control de tus emociones

Si no hay un autocontrol emocional, puede traerte dolores de cabeza, además de una mala relación laboral con el resto de los miembros del equipo, además de que puede obstaculizar seriamente tu desempeño en el trabajo y generarte enemistades, lo que también provocará que el resto de tus compañeros no quiera apoyarte o brindarte ayuda cuando la necesites por temor a una mala reacción emocional de tu parte.

Es cierto que no todo el tiempo estarás feliz o con una actitud positiva, pero si no te sientes bien, lo mejor será que lo externes para que el resto sepa que algo te incomoda o te preocupa, así podrían ayudarte y cambiar ese enojo o angustia por una emoción positiva.

Evita ser el protagonista

Puede ser que tu desempeño laboral sea eficiente, que tu actitud en la oficina sea siempre positiva y tengas la disposición de apoyar a tus compañeros, o que frecuentemente reconozcan tu trabajo, lo cual sin duda es benéfico para ti y para la empresa. Lo que ya no es tan sano es buscar ser el protagonista a cada momento, y más cuando se trabaja en equipo.

Laborar en equipo implica que cada colaborador tiene peso y es importante, por lo que su contribución siempres será igual de valiosa que la del resto de los colaboradores, sin importar la jerarquía de cada miembro del equipo.

Desarrolla una comunicación asertiva

Mantener una comunicación asertiva en todo momento significa estar abiertos a la retroalimentación, distintos puntos de vista y mantener un contacto constante entre todos los integrantes del equipo.

Estar comunicados siempre será una clave importante en cualquier actividad que se realice, además de que ayudará a reducir errores y crear nuevas estrategias.

Tener un flujo de información efectivo propiciará una mayor confianza y apoyo entre los miembros del equipo, además de que contribuirá a la obtención de resultados y objetivos.

Trabajar por metas en común

Todas las personas involucradas en el equipo deben estar en la misma sintonía y perseguir uno o varios objetivos en común. Así, cada colaborador sacará su máximo potencial y hará uso de sus capacidades y conocimiento para alcanzar un sólo fin.

Dense un respiro

Es cierto que en ocasiones el trabajo es mucho y requiere de estar pendiente de todo, pero si no te tomas un respiro, difícilmente podrás avanzar y tu concentración podría verse afectada.

Por ello es importante y necesario tomarse descanso de algunos minutos, platicar de otros temas que no se relacionen con el trabajo, reir un poco, escuchar música, dar un paseo en la oficina o salir a tomar aire y así despejar tu mente.

 

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

Entre políticos posmodernos te veas

Elecciones por aquí, por allá y por acullá. En Europa, Latinoamérica y México ¿Qué me importa a mí un carajo las elecciones? Las elecciones democráticas

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.