La competencia entre las marcas convirtió el punto de venta en el campo de batalla más complicado de todos, ya que en él se exhiben de manera simultánea una gran cantidad de productos de la misma categoría (competencia directa), y ante ello cualquier elemento puede convertirse en factor determinante en la decisión de compra del consumidor.

Existen diversas formas para destacar sobre el resto de la competencia, las cuales van desde el acomodo (posición en el anaquel), el diseño del empaque y los colores del material POP, hasta las estrategias paralelas como los son las activaciones y sampleos, entre otros.

En ese contexto, te presentamos 6 aspectos básicos que se deben considerar al trazar una estrategia para el punto de venta.

1) Atención personalizada: Es de suma importancia contar con gíos, demostradoras y edecanes que atiendan las inquietudes de los clientes.

2) Comunicación: Se debe dotar de información que destaque las cualidades que el producto tiene por encima del resto de la competencia.

3) Experiencias: Mucho se habla de generar experiencias de marca y éstas se logran a través de acciones que detonen emociones en los consumidores, es decir, experiencias memorables.

4) Diseño: La construcción del empaque debe ser atractiva y explotar todos los recursos a su alcance, tales como el uso de los colores adecuados.

5) Implementación: Se deben buscar nuevas alternativas que optimicen los espacios a través de nuevos soportes, es decir, utilizar nuevos materiales.

6) Creatividad: Toda estrategia en el punto de venta debe apelar a la originalidad y buscar convertirse en un elemento diferenciador sobre el resto de las marcas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL