De acuerdo con datos del Instituto Mexicano de la Propiedad Industria, tan solo para el 2019 en México se registraron 53,322 marcas, cantidad que se encuentra muy por debajo de  las del 2018, 2017 y 2017, las cuales fueron respectivamente de 124,023; 123,366; y 113,018 firmas. Sin embargo, sigue siendo  una cantidad ingente de etiquetas que se han sumado al mercado, el cual, por sí mismo se encuentra saturado.

Cada una de estas marcas busca ganar su espacio en el mercado y las suficientes miradas (que eventualmente se transformen en conversiones) para hacerlas algo rentable. Para lograr esto, las compañías se valen de distintas acciones de marketing y publicidad. Cada uno de estos esfuerzos bombardea de manera incesante al público en general. De acuerdo con información de Cadena 100, se prevé que los impactos publicitarios que recibe en promedio una persona han pasado de los 500 a los 5,000, esto en el periodo que comprende de los años 70 hasta nuestros días. Lo cual genera una pregunta lógica: ¿cómo sobresalir respecto a la competencia (directa e indirecta que hay en el mercado)? La respuesta ha sido básicamente la misma desde siempre: a través de la promoción de marca (que no hay que confundir con la promoción de venta). La interrogante verdaderamente relevante es cómo puede hacerse para que sea relevante y efectiva.

Una promoción de marca adecuada considera cuatro ejes principales: el desarrollo y fortalecimiento del branding, la generación y mantenimiento de relaciones públicas, el uso del marketing directo y finalmente, la utilización de la promoción (ahora sí de venta) y la activación. La sinergia entre estos elementos facilitan no solo conectar con el cliente, sino también posicionarse en el mercado y, finalmente (pero no menos importante), generar ingresos.

Sin embargo, la promoción de marca no es una receta similar a las que se usan para cocinar, sino que más bien es el resultado de una buena investigación, la experiencia y, sobre todo, la creatividad, que es el elemento que nos ayudará a generar acciones verdaderamente increíbles, capaces de robarle la atención a los clientes potenciales.

Este y otros textos completos se encuentran en la revista de enero, a la cual te puedes suscribir con solo dar clic aquí

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL