e-commerce desconfianza
e-commerce desconfianza

Las ventas online en nuestro país han provocado que el e-commerce se mantenga con buenas cifras, y ahora sea un canal de compra referente para muchos clientes.

En 2016, el número de shoppers digitales registrados en México era de 7.19 millones; para el cierre del año pasado, estimaciones de Statista señalan que la cifra podría haber llegado a 8.53 millones de compradores online, y al concluir 2018, la cantidad se elevaría hasta 10.07 millones.

Entre algunos datos que auguran un futuro prometedor para el e-commerce en nuestro país, así como un crecimiento destacan:

  • Tres de cada cuatro mexicanos realizó alguna compra digital, en los últimos 3 meses.
  • La propiedad y uso de dispositivos móviles aumenta la compra online.
  • El gasto trimestral promedio por categoría (a excepción de viajes) fue de 6,920 pesos en 2017, contrastado con los 6,535 pesos gastados en 2016.
  • 86 por ciento de los shoppers en línea aseguraron sentirse satisfechos con su experiencia de compra.
  • 98 por ciento de los comercios reportaron ventas, a través de dispositivos móviles.

¿Qué sigue causando la desconfianza del cliente hacia el e-commerce?

Aun cuando las cifras antes mostradas dan cuenta de la relevancia que tiene el comercio electrónico para los consumidores mexicanos, así como el impacto que este canal tiene en grandes retailers, pequeñas y medianas empresas, la desconfianza sigue siendo una barrera.

Pero qué tiene el e-commerce, o el propio consumidor, que provoca hasta la fecha desconfianza al pretender comprar por Internet. La Asociación Mexicana de Venta Online señala las siguientes causas:

  • Miedo a ser víctima de fraude: para el 34 por ciento de los encuestados, ser víctimas de un fraude es su mayor temor y lo que les hace desconfiar de este tipo de comercio. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), refiere que al momento de hacer una compra se examinen políticas de privacidad, denominación legal, datos de ubicación física para hacer reclamaciones, entre otras.
  • Temor a que el producto pedido no corresponda con el del sitio web: cerca de un 15 por ciento no confía en que su pedido será igual al visto en tienda digital.
  • Si no me satisface el producto y solicito cambio o devolución, no será posible: alrededor de un 15 por ciento considera que los métodos de devolución o cambio no son adecuados o eficientes, por lo que prefieren no comprar en línea.
  • Miedo al publicar datos personales: tener que dar información personal a los retailers donde se hará la compra, es también una razón de que un 9 por ciento no confíe en comprar online.
  • No recibir el producto: para un 7 por ciento, creer que al adquirir algo por Internet no llegará a su domicilio o el lugar donde han pedido que se les entregue, es otra causa para desconfiar.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL