¿Por qué llamar a gritos si podemos tocar las puertas adecuadas? La búsqueda de nuevos clientes y el conocimiento de los medios ideales para encontrarlos, son quizá dos de los temas que más nos atañen.

No es necesario pensar en millones de impresiones o impactos, en campañas costosas y grandes presupuestos, o en complicadas campañas holísticas. El primer paso es deducir dónde están nuestros clientes y cuáles son los medios a los que están expuestos. Después, entender cómo comunicar en cada medio y que objetivo tienen.

He aquí, 5 lugares dónde “pescarlos” y cómo hacerlo:

1) En los lugares obvios y en los no tan obvios. No es necesario decir que nuestro producto o servicio en primera instancia, debe estar en el sitio o punto de venta natural, donde nuestros clientes acuden en caso de requerirlos. Vamos a la zapatería si deseamos zapatos, a un centro comercial si buscamos ropa o a una zona de restaurantes si queremos comer. Pero si queremos desmarcarnos de nuestra competencia, es preciso también ubicarnos dónde no esté. Es más, donde nunca imaginarían nuestros clientes encontrarnos y podemos lograr un mayor impacto. Un buen ejemplo de cómo hacerlo, son esas importantes campañas de guerrilla en supermercados que colocan un producto en una zona distinta a los artículos de su género, pero que lo justifican relacionándolo con el área donde los sitúan, como en el caso del protector solar en el área de trajes de baño o un buen vino junto a las tarjetas de felicitación.

2) En Redes Sociales. Antes de comunicar en ellas, es importante saber cuál es la adecuada y qué objetivo tiene cada una. Instagram por ejemplo, es ideal para presentar nuevos productos o empaques, atractivos visuales de la marca. Facebook es un gran aliado para mostrar nuestra estrategia de Content Marketing en un medio relajado donde más que vender, buscamos otorgar un beneficio que pueda ser compartido y nos lleve a la compra. Pero si nuestra estrategia es B2B, el medio ideal es Linkedin, tanto para buscar nuevos prospectos y analizar sus características, como para enviar mensajes personalizados.

3) En los sitios de los influencers adecuados. Antes que nada, no pensemos en número de seguidores o interacciones con fans, sino en influencers que coincidan con los valores y personalidad de nuestra marca. Aquellos que bien podrían representar claramente a nuestro mercado meta y tengan una credibilidad e imagen positivas. Ya después podemos pensar en influencia geográfica y data dura.

4) A un lado de tu competencia. Por la simple razón de que muchos de sus clientes habituales son ideales para tu marca. No se trata de robar compradores cual pirata, pero si de una comunicación primero clara y después inteligente, que les muestre que eres sin duda la mejor opción, y eso incluye soluciones a necesidades todavía insatisfechas. Esto tanto en el piso de venta como con el empleo de campañas de SEO e incluso con contenidos atractivos y dignos de ser compartidos.

5) En tus clientes actuales. Este lugar es por mucho el más eficaz. Un excelente producto y más aún, un estupendo servicio, rinden frutos. Nuestros mejores influencers son por mucho los clientes satisfechos, quienes en su círculo de contactos tienen mayor credibilidad que cualquier líder de opinión pagado o campaña publicitaria. Por ello, es necesario contar con esfuerzos tácticos muy puntuales para convertir a tus compradores en embajadores de la marca, reforzándolos con programas de referidos o de lealtad, así como beneficios adicionales diseñados para compartir con su red contactos (tus clientes potenciales).

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL