La labor de un promotor, tanto en México como en otros países, va más allá de sólo una prueba de producto o degustación de alimentos.

Un promotor es el rostro de una marca determinada, y tiene la facultad de promocionar tanto al fabricante como a sus productos al interior y fuera de un retailer.

Para un 9.3 por ciento de los consumidores mexicanos, un promotor sí tiene poder de influencia y podría cambiar su decisión final de compra, de acuerdo con datos de nuestro estudio de Retail, realizado por el Departamento de Investigación de InformaBTL.

Según nuestro estudio sobre Promotoría en México, realizado por el Departamento de Investigación de InformaBTL y publicado en nuestra revista de julio, 57.1 por ciento de esta labor y estrategia de marketing se realiza en supermercados, seguida de los clubes de precio con 28.6 por ciento, y en tercer lugar las tiendas departamentales con 11.2 por ciento.

Puede pensarse que un promotor sólo se dedica a dar degustaciones o pruebas de producto, pero está labor sólo es una de varias a realizar en cada visita a un PDV, entre las que destacan las siguientes 5 funciones:

Prueba de producto

Tal como concibe la mayoría de las personas, ofrecer pruebas de producto o artículos o degustaciones de alimentos, es una de sus funciones principales y de mayor influencia en los shoppers, ya que estar en contacto directo con el producto y un representante de la marca, pueden cambiar la decisión de compra del cliente y hacer que elija tu producto.

Informar al consumidor y atender sus dudas puntualmente

Es necesario que todo promotor sea capaz no sólo de dar una prueba, sino también de informar al target sobre cierta marca y el producto que promociona, ofrecer datos interesantes que generen interés para comprar, y estar preparado para resolver dudas del shopper.

Si esta labor se lleva a cabo no sólo venderás más, sino también se incrementa el engagement.

Se cerciora del óptimo acomodo de producto en anaquel y exhibiciones

Además de estar en piso de venta, cara a cara con el cliente y promocionado un producto, también debe cerciorarse de que el nivel de stock en anaquel es adecuado, que no hay quiebre de producto, acomodados de tal forma que el nombre de la marca y producto son visibles, al igual que en sus exhibiciones adicionales.

Revisar disponibilidad en bodega

Es importante que el promotor revise la bodega para determinar si la cantidad de producto es correcta para satisfacer la demanda, reportarlo y notificar si se requiere de un mayor nivel de stock en bodega.

Cuidar la limpieza de la exhibición

Tanto en anaquel como en espacios adicionales, cada promotor debe mantener limpio el espacio y productos exhibidos para no dar una mala imagen de marca y el shopper no desconfíe al ver un lugar sucio o sin un acomodo adecuado.

En conclusión, las labores de un promotor no se limitan únicamente a estar frente al cliente, diciendo un discurso que ha memorizado sobre cierto producto, sino también debe velar por los intereses de la marca a la que representa mediante el desarrollo de ciertas competencias, con el propósito de llegar al cliente, persuadirlo y hacer que elija tu producto.

Además, es necesario que se muestre siempre carismático, que conozca a fondo las cualidades de cierto producto, que tenga capacidad de comunicación y diálogo con el cliente y personal del retailer, que logre sus objetivos y pueda tomar decisiones acertadas.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL