Si has pensado en adquirir un OXXO o un local de helados de McDonalds, estos podrían ser 5 consejos a considerar antes de comprar una franquicia.

Básicamente una franquicia es un sistema de venta de productos de una determinada firma comercial ofertados en una tienda de un propietario distinto y bajo ciertas condiciones económicas.

Actualmente una franquicia es una buena opción de inversión cuando se tiene planeado iniciar en el mundo de los negocios y ya se tiene en mente qué productos quieres vender, aunque desconozcas cómo se hace. En este sentido, este modelo de negocio es como una escuela de negocios en donde se aprende lo que hay dentro de ella y se conoce su estructura.

En 2015, el crecimiento registrado por franquicias alcanzó casi el 10 por ciento, una cifra que se mantuvo similar a la de 2014, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF).

Si nadie te va a quitar de la cabeza la idea de hacerte propietario de una franquicia, estos 5 tips te pueden ayudar.

Comprender cómo trabaja una franquicia

Un punto clave aquí es que debes estar consciente de que deberás seguir ciertos lineamientos en cuanto a funcionamiento, operación, venta y demás elementos propios de la firma. Será necesario que te adaptes y seas flexible a dichos lineamientos.

Si eres un emprendedor que no suele ajustarse a reglas previamente establecidas, lo mejor será que reconsideres la adquisición de una franquicia.

Date a la tarea de conocer a los dueños

Es necesario que tengas un bagaje suficiente sobre quiénes son los dueños de la marca de la franquicia que estás a punto de adquirir para que sepas bien en qué vas a invertir los que podrían ser los ahorros de muchos años. Tener una claridad de a quién le estás confiriendo tu dinero es muy importante.

Identifícate con el producto

Sólo si adoras o te encantan los productos de determinada franquicia es recomendable que inviertas en ella. En muchas ocasiones, el éxito de la compra de una franquicia tiene que ver con el gusto que le tengas. Este modelo de negocio debe llenarte, y debes ser capaz de venderlo y promoverlo dado que te sientes atraído por sus productos.

No importa si son churros, café, golosinas, helados, o lo que se te ocurra, lo importante y lo que habrá de influir de forma sustancial en la prosperidad de tus ventas y ganancias será el gusto que tengas por lo que pones a disposición del cliente.

Que se adapte a tu economía

Es cierto que si te sientes atraído por ciertos productos de alguna franquicia puede ser una buena de comprarla, pero también se debe contemplar el capital con el que se dispone. No se debe caer en confusiones sobre la inversión de inicio y el monto final de la compra de una franquicia. Si en determinado momento tu capital no da para adquirir la franquicia que deseas, lo mejor será buscar opciones o esperar a juntar el monto necesario.

¿Por qué se hace hincapié en no confundir el monto inicial con la cantidad final? Porque si la compra fue de 1 millón de pesos, tu monto final no será igual ya que debes hacer pagos como rentas adelantadas, sueldos, adecuaciones al interior de la tienda, pago de impuestos, entre otros gastos.

Retorno de Inversión

El famoso ROI que muchas veces no resulta ser claro. El hecho de que tengas una franquicia de McDonalds no es sinónimo de éxito inmediato y seguro, aunque sí disminuye los riesgos al ser un negocio probado.

Debes ser paciente porque el retorno de inversión no llega de la noche a la mañana; se debe esperar, toma un tiempo adaptarse a este tipo de negocio, y tal vez haya rotación de personal, lo que implican gastos en capacitación, un situación común entre los empleados de una franquicia que representa otra inversión. La paciencia debe prevalecer.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL