El Acuerdo Trans-Pacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) llegó a un punto determinante ayer 23 de enero, cuando Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, decidió firmar la salida de su país del mismo.

El decreto firmado, que responde a una de las principales promesas de campaña del entonces candidato republicano, es también una determinación más de carácter simbólico, pues el Congreso estadounidense aún no lo ratificaba y, por ende, no era válido aún para la nación norteamericana.

En tanto que el ex presidente Barack Obama, quien negoció el tratado en el que participan 11 países (incluido México), defendió los beneficios del TPP, Trump y otros detractores afirman que es perjudicial para los trabajadores estadounidenses y sólo beneficiaba a las grandes multinacionales.

Para comprender más este tratado de comercio del que EU ya no es parte, estas 5 claves son fundamentales.

Eliminación de aranceles

El acuerdo busca eliminar los aranceles a través de lo que representa el 40% de la economía mundial, tanto en productos como en servicios. La idea es generar mayores oportunidades de comercio e inversiones para empresas, trabajadores y consumidores.

Enfoque regional

El tratado aborda las cadenas de producción y distribución desde un punto de vista regional, de manera que se mejore la eficiencia en los mercados, la creación de empleos a largo plazo, ampliar los esfuerzos de conservación y la integración de los países entre fronteras.

Fomento a la innovación

La innovación, la productividad y la competitividad son objetivos fundamentales para el TPP, los cuales abordará al analizar el desarrollo de la economía digital, así como el papel de las empresas paraestatales en las economías globales.

Comercio inclusivo

El tratado busca que todas las economías participantes, desde las más pequeñas hasta las potencias, tengan la oportunidad de beneficiarse del mismo, incluidas sus compañías y su fuerza de trabajo.

Integración regional

Como un elemento vital para el comercio entre las naciones que suscriben el acuerdo, se busca que los países de la región Asia-Pacífico participen en un proceso de integración económica de las mismas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL