Por: Erika Fonseca
Twitter: @erfonseca
email: [email protected]

El mundo de la publicidad es voraz y apasionante. Tienen que tomar en cuenta que esta declaración la hace una adicta al diseño, la publicidad, el trabajo y la tecnologí­a. Pero sí­, la publicidad me parece a ratos una vorágine imparable. A ratos, hay campañas que me parecen “viejas”, dado que las vi hace tiempo; otras veces, me parecen interminables por lo aguerrido del proyecto.

Coordinar campañas no es nada fácil. Nada. Hay que sincronizar eventos, proveedores, edecanes, impresos, entregas, en fin…. Durante la semana, me la pasé haciendo revisión de muchas, diferentes tareas para escribir justo esta columna. En realidad, a ratos, este espacio me parece una reflexión personal que me lleva necesariamente a la auto observación, para poder entregarles conclusiones claras y precisas, lo cual agradezco infinitamente.

Los puntos clave para poder coordinar una campaña BTL de manera exitosa, según yo, son:

Antes de comenzar. Hay que verificar que la idea pueda llevarse a cabo, y que no incurrimos en ninguna violación de normas, de leyes, de instancias, organizaciones o corporaciones. De pronto una gran idea, se puede ver truncada por no haber obtenido algún permiso, romper alguna norma o violar la ley. Suena lógico, pero pocos lo tienen en la cabeza a la hora de comenzar.

Trabajo en equipo. Una idea creativa puede crecer con la alimentación y retroalimenteación de diferentes miembros del equipo. Aunque crean que alguien les puede “robar” la idea, mejor piensen en las posibilidades de enriquecerla, aterrizarla y verla concretada :) La alimentación por varios dí­as, interna y externa -creativos, clientes, etc.- hará de una buena idea algo grandioso.

Tabla de tiempos. No pretendan acabar ningún proyecto, personal o de trabajo, si no le ponen fecha lí­mite para todo. Hay que aprender a poner lí­mites, entender que nada es perfecto, y que en algún punto del camino, se tienen que terminar los cambios. De lo contrario, nunca concretarán.

Excelentes proveedores. Es muy, pero muy importante, saber quién, cómo y cuándo llevará a cabo la campaña. Por muy grande que sea la agencia o el despacho que les trabaja, nunca tendrán todo el personal de tiempo completo para activaciones, promociones o guerrilla. Escojan bien a sus proveedores y también trabajen en equipo con ellos. Para mí­, es crucial que sean personas comprometidas y que amen lo que hagan, de lo contrario, no les extrañe una mala cara o actitud, cuando las cosas no salen bien, tienen que ser modificadas o simplemente, hay que trabajar más de lo acordado.

Project Manager. Alguien, debe de tener toda la información de la campaña y coordinarlo todo. Debe de estar enterado de todo lo que sucede alrededor y tener la capacidad de tener los contactos suficientes para sacar adelante cualquier contratiempo o problema. Además debe de haberse ganado la autoridad de todo el equipo. ¡Uy! ¡Y vaya que es difí­cil!

Colchón de tiempo. Si creen que siempre va a salir todo cual reloj suizo, están muy equivocados. Un corte de energí­a eléctrica, que sale de control de cualquier persona, puede arruinarlo todo. Siempre hay que tener un colchón para estar prevenidos. Más vale tener todo listo antes, que no entregar a tiempo. No por vender y prometer lo que no será, o lo que no se puede hacer de forma humana, sacrifiquen el proyecto, la campaña y hasta la credibilidad que ustedes tienen.

Buen humor. Mi madre, como muchas, decí­a: “Al mal tiempo, buena cara”. Cuando la tormenta llega, lo mejor es tener personas que tengan buen humor y que puedan trabajar bajo presión.

Actitud. Actitud de servicio, para aprender de los errores cometidos. Creo que, al menos para mí­, este punto es esencial. No concibo quién tiene un talento extraordinario versus una actitud nefasta. Al final del dí­a, también ofrecemos un servicio, ¿o no?

En fin, espero que esta semana sea de éxito para [email protected] Cualquier cosa, no duden en escribirme. ¡Hasta la próxima!

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL