Después de seis años de estancamiento en el mercado de los artículos de lujo en Estados Unidos, 2014 representó el resurgimiento de ventas gracias a un mayor dinamismo de la economía, que impulsó un crecimiento del 35 por ciento en la industria “Premium”, según dio a conocer el Boston Consulting Group (BCG) en su encuesta anual.

Más notas relacionadas:
Exclusividad, estatus y presencia premium
3 consejos para que las marcas Premium no se pierdan en el mercado
5 claves que posicionaron a Heineken como una marca Premium

Ayudado por el sector inmobiliario y una bolsa en buena forma, el mercado de bienes personales de lujo en la Unión Americana representó, acorde con el BCG, unos 88 mil 700 millones de dólares, por lo que el país de las barras y las estrellas será, hasta 2020, una locomotora en expansión para la adquisición de artículos exclusivos.

Lo anterior ha hecho que las grandes corporaciones de la moda, relojes, joyería, tecnología, automóviles y vivienda, principalmente, enfoquen nuevamente sus baterías para atraer al consumidor estadounidense y centren sus estrategias de mercadotecnia en posicionar a las marcas Premium en el gusto de los clientes con alto poder adquisitivo.

Xavier Markl, director de Marketing de Girard-Perregaux, indicó que la demanda por adquirir productos de lujo serán los que experimenten un mayor crecimiento en el segmento en los próximos meses.

De acuerdo con el vocero, resulta interesante promover los productos de lujo pensados para los hombres, y para ello, las estrategias BTL son especialmente eficientes y rentables por dirigirse a un grupo específico.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL