San Francisco.- Cuando Jake Godby y Sean Vahey se iniciaron en el online marketing la razón fue que es gratis, pero nunca se imaginaron que su heladerí­a Humphrey Slocombe, ubicada en las calles de San Francisco, lograrí­a atraer a más de 310 mil seguidores en Twitter. La estrategia: diferenciar su marca y escuchar a sus clientes.

Más notas sobre marketing interactivo:
Se venden más jeans que smartphones en MercadoLibre
Belleza con humor


Las estrategias below the line están enfocadas a atraer a los consumidores haciendo un marketing diferente al que están acostumbrados en televisión, radio y prensa. Es convertir la experiencia del cliente en algo personal, que invada su vida cotidiana y lo haga sentirse identificado con el producto.

Humphrey Slocombe es una pequeña heladerí­a fundada en 2008 que ofrece a sus clientes exóticos sabores como Jesus Juice -hecho de vino tinto y refresco de cola-, Curry de mantequilla de cacahuate, Fresas y Jalapeño escarchado, y su receta más popular: Secret Breakfast, combinación de helado de vainilla, bourbon y hojuelas de maí­z-. Pero además de ofrecer un producto original, esta heladerí­a ha tenido la visión de conectarse con sus clientes e involucrarlos en la producción del producto que consumen.


Los fanáticos de Humphrey Slocombe pueden sugerir -a través de redes sociales- diferentes sabores que les gustarí­a probar en su siguiente visita. También ofrecen menús diferentes cada dí­a y postean fotos de los nuevos sabores, que circulan en la red gracias a los internautas que comparten, comentan y participan.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL