El comercio electrónico en nuestro país sigue siendo, en sí mismo, una forma de compra y venta con mucho potencial que, de ser adaptado y que cuente con la infraestructura necesaria, se puede impulsar y mejorar.

De acuerdo con especialistas en marketing y entendimiento del consumidor, uno de los factores que prevalecen y representan un freno u obstáculo a una optimización del comercio electrónico es la falta de infraestructura adecuada que permita el buen funcionamiento de tiendas online, así como de su proceso de atención al cliente, transacciones y cambio y/o devoluciones.

Lo anterior, aunado a la percepción que se tiene del e-commerce como algo complicado e inseguro, suelen ser barreras que impiden un fortalecimiento del e-commerce. Sin embargo, también se tiene la opción de mirar ésta realidad como áreas de oportunidad para mejorar, dar un mejor servicio al consumidor y que esto se vea reflejado en las ventas.

Entonces, ¿qué áreas de oportunidad tienen los retailers que cuentan con tienda en línea?

Mayor oferta de productos

Según la AMVO, una mayor oferta de productos representa un área de oportunidad para los retailers que quieran ampliar su portafolio de artículos, aún cuando varios compradores en línea aseguran que la disponibilidad de mercancía es a veces mayor en tiendas online.

Procesos de pago más flexibles

Para esta asociación un proceso de pago más sencillo para los consumidores sería también una mejora importante, sobre todo para no dejar fuera a aquellos clientes que sí tienen interés de adquirir online y que no cuentan con tarjeta de crédito o débito.

Tiempo de entrega

Hasta el momento, los tres o 5 días que tiene que esperar un cliente para la entrega de sus productos parece no generar mayor molestia al consumidor. Sin embargo, si el retailer cuenta con la infraestructura necesaria para optimizar sus tiempos de entrega, es algo que el cliente agradecerá.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL