Nombrado embajada de marca por líderes de grandes firmas y especialistas en marketing, un stand es uno de los recursos más utilizados al realizar diversas estrategias BTL.

Ya sea que se trate del montaje de una activación en una tienda física o al interior de un festival de música, en un evento de marca, al realizar un lanzamiento o tener un PDV provisional en eventos al aire libre, un stand siempre es parte fundamental al momento de hacer promoción de una empresa, así como de los productos y servicios que ofrece.

A manera de definición, un stand se refiere a una estructura tridimensional, diseñada con fines comerciales y de promoción de marca y stock, en el cual se trata de resaltar del resto de las compañías o competencia y así atraer a los clientes para darles información sobre productos o servicios, y de ser posible, concretar una compra.

¿Qué necesita un stand, en términos de diseño?

Al tener un stand en determinado lugar, una empresa persuade al consumidor, buscando su atención, acercamiento y permanencia por un tiempo específico y sí tener la oportunidad de brindarle información de su interés.

Sin embargo, no todos los stands son capaces de conseguir una mirada de curiosidad, ni mucho menos que el target se dirija hacia el.

Por ello, a continuación enlistamos una serie de elementos de diseño y estructura que un stand debe tener para que sea atractivo y funcione.

  • Nombre e imagen de marca: indispensable que sean visibles fácilmente ambos elementos que permitan una sencilla identificación.
  • Colores corporativos: al igual que el nombre e imagen, es necesario que cada muro y demás aditamentos estructurales cuenten con los colores corporativos para que se mantenga una congruencia y buena comunicación con el consumidor, así lo señaló Luigi Forestieri, director de Marketing de Intel México
  • Materia prima adecuada: esto se relaciona directamente con el presupuesto disponible, ya que de acuerdo al capital, objetivos de negocio y tendencias, la agencia junto con la marca podrán definir la materia prima más conveniente y que mantenga una comunicación coherente.
  • Estructuras fáciles de armar: al momento de tener el diseño, lo siguiente es designar el tipo de material a usar y el tipo de estructura. Ambos deben considerarse porque se trata de algo desmontable, que debe caber en cierto espacio asignado, por lo que el diseño y la materia prima deben permitir esto, lo cual a su vez hace más eficiente el tiempo de armado y desmontaje, así como una optimización del dinero.
  • Cuidar dimensiones y formas: al tener un determinado espacio para su colocación, se requiere de que las medidas y formas volumétricas no excedan dicho espacio y así evitar contratiempos cuando se monte, además de que no se desperdiciará materia prima ni tiempo.
  • Uso de displays: para fortalecer la experiencia, se pueden añadir displays donde se proyecte información clave al visitante y ayude a fortalecer la comunicación con el target y a hacerlo aún más atractivo para los asistentes, explicó Héctor Pérez, director comercial de EXPOALON.
  • Aplicación de nuevas tecnologías: añadir realidad virtual al stand o dispositivos móviles con Realidad Aumentada, pueden ser opciones tecnológicas para mejorar la experiencia del visitante, y con ello que difícilmente olvide lo que vivió, además de que permite que esa marca destaque del resto.
  • Uso de luz de led: existen marcas, sobre todo de tecnología, que recurren al uso de luz led en gran parte de un stand, esto es para atraer la atención del target, además de que con la iluminación cada elemento al interior se magnifica y beneficia la recordación de marca al hacer cada estructura más visible.
  • Stands conceptuales: el tradicional stand en forma rectangular o cuadrada puede no ser tan interesante como otros con formas no convencionales. Por ello, optar por un stand conceptual puede comunicar mejor los valores e imagen de marca, además de que genera mayor interés en el consumidor y así hacer que se acerque.
  • Estructuras altas y minimalistas: es necesario que cada agencia y marca estén pendientes de las tendencias, ya que al día de hoy clientes como Telcel o Intel han optado por stands de grandes paredes, con terminados minimalistas, estructuras no completamente cerradas y con la integración de iluminación dirigida y ahorradora, mobiliario acorde a la imagen de la compañía y que permita el fácil acceso y desplazamiento al interior.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL