Esta semana todo mundo esta hablando del Back To The Future Day y todo lo que conlleva el tema, como lo son la Pepsi Perfect, los tenis Nike auto ajustables, la tecnología 3D y 4DX en los cines, la patineta voladora de Mattel, la reunión entre el Doc y Marty, etc. Vivimos en la era de los remakes y las secuelas.

Más columnas de Pablo Mercado:
El aroma del lujo
La experiencia Amsterdam
¿Por qué nos gusta la comida de color rojo?
La felicidad sí se compra

Volver al pasadoNos pasamos pensando que las películas, series y grupos musicales del pasado eran mejores que los actuales. Esto se debe a un persuasor psicológico muy poderoso conocido como la nostalgia. Estudios demuestran que disfrutar de los recuerdos eleva el estado de ánimo, aumenta la autoestima y fortalece las relaciones.

El que nos guste ver o hablar sobre películas viejas probablemente se debe a la misma razón por la que los hombres de más de 40 años se compran autos deportivos y las mujeres usan cremas anti arrugas. Todos queremos ser más jóvenes.
En cuanto más viejos somos, más intenso es nuestro anhelo de regresar al pasado. Los productos, películas y música de nuestra infancia y adolescencia permanecen en nuestra mente toda la vida. Los mercadologos saben que la comercialización de la nostalgia es una estrategia exitosa y constantemente la aplican reviviendo un producto, un empaque, un comercial, un icono o a una estrella.

Miembros de la Generación X e incluso varios miembros de la generación Y están siendo target de las marcas con este sentimiento de nostalgia de Volver al Futuro.

Las marcas saben que para los seres humanos el pasado siempre será mejor que el presente gracias a la nostalgia. Ahora esperemos a ver que tanto hacen las marcas en diciembre con el estreno de Star Wars VII.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL