• Volkswagen ha eliminado toda relación con la sucursal de Coyoacán, en la Ciudad de México, ante un cuadro referente a nazis.

  • El sector ha sido especialmente afectado, se calcula que la venta de vehículos nuevos cayó 90 por ciento durante abril.

  • En México, Jetta es la máxima apuesta de la marca, ocupa el primer lugar en el segmento.

El fin de semana informamos que Volkswagen protagonizó las tendencias porque una usuaria en Twitter hizo notorias unas fotografías señalando a la marca por tener en sus instalaciones imágenes referentes a los nazis.

La empresa alemana tuvo una relación cercana con el Fuhrer, al nacer de su deseo de que el ciudadano pudiera adquirir un coche. Sin embargo, en pleno 2021, el tema es gravísimos porque el nazismo protagoniza un cuadro en sus instalaciones de Coyoacán, en la Ciudad de México.

La firma es una de las más poderosas del mundo, sólo el año pasado construyó 6.2 millones de vehículos para el mundo, pero eso no la exime de un comportamiento alejado de estas polémicas, sobre todo cuando la industria automotriz pasa por uno de sus peores momentos.

Aunque la marca ya había reprobado las imágenes, aprendió en el pasado que las crisis de marca son dañinas en exceso, así que decidió dar un paso más y eliminar toda relación con la concesionaria, por lo que emitió un comunicado informando su decisión.

Te recomendamos:

“Estas fotografías son completamente ajenas a la imagen corporativa de Volkswagen. Como consecuencia a estos actos, hemos decidido lo siguiente: La empresa ha tomado la decisión de terminar con la relación comercial y de negocios con la distribuidora anteriormente mencionada toda vez que reprobamos tajantemente que haya exhibido esas imágenes en sus instalaciones”, dijo.

La compañía decidió manejar una estrategia de relaciones públicas que no omite polémicas, sino que es tajante con este tipo de temas, tal como hizo previamente con su mayor crisis a nivel global, con el diselgate.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL