Transportistas en México planean detener la distribución de productos y bloquear carreteras como protesta por el incremento en la gasolina y el diésel, denominado por los medios como “gasolinazo“.

David Estévez Gamboa, dirigente de la Asociación Nacional de Transportistas (ANTAC), precisó en una reunión en el Senado de la República que su agrupación defenderá a quienes perdieron las concesiones por parte del gobierno federal por, afirmó, manifestarse contra el “gasolinazo”.

Precisó que su organización tiene derecho a manifestarse, aunque acotó que no avalan los saqueos a centros comerciales.

Durante la reunión, el senador Benjamín Robles Montoya, secretario de la comisión de Comunicaciones y Transportes, afirmó que el objetivo de las pláticas con la ANTAC es llegar a que el precio de la gasolina llegue a 10 pesos por litro.

En diciembre pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que el costo de la gasolina y el diésel subiría hasta 20% en una tarifa diferenciada para diferentes partes del país.

La dependencia precisó que la decisión era parte de la liberalización de los precios y que el incremento se debía al alza en el costo del petróleo a nivel mundial.

Esta determinación elimina el subsidio que el gobierno federal otorgaba a los combustibles.

Tras el anuncio, ocurrieron protestas en al menos 16 estados de la República, según autoridades, en los que también se presentaron saqueos a 400 puntos de venta de varios retailers, confirmó la ANTAD.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL