Como anteriormente te contamos el escaparate es muy importante para los retailers porque es el principal responsable de estimular e incitar la entrada de posibles clientes a la tienda.

Por tal motivo, su objetivo es atraer la atención de potenciales clientes.

Aunque se importancia varía en función del tipo de compra que se vaya a realizar. Aún más, la notoriedad aumenta si el retailer se sitúa a pie de la calle y se dedica a actividades no alimenticias.

Por si fuera poco, la efectividad de un escaparate incrementa cuando existe un tráfico denso de peatones debido a que los transeúntes compararán los precios, calidad y estilo en valiosas tiendas antes de tomar una decisión de compra.

En resumen, el escaparate debe recapitular y transmitir las características del retailer, de esta forma los consumidores tendrán una idea de los productos y la calidad que se van a encontrar en el interior. Y sobre todo se van a construir una imagen del establecimiento y los productos que forman o pueden formar parte de la oferta que se presenta.

Ahora te presentamos algunos aspectos que debes tener presentes a la hora de montar un escaparate.

Luminosidad

Una buena iluminación es importante en los productos. La luz cálida es la más adecuada.

Armonía

Por ejemplo, en un escaparate de lujo se deben exponer sólo marcas de lujo.

Relevancia

La relevancia, se refiere a que las marcas expuestas deben ser pocas y dirigidas a un público similar.

Orden

El escaparate deber estar ordenado y debe permitir fijar la vista en un elemento de su interior.

Continuidad

Al montar el escaparate es necesario agrupar los artículos de tal forma que generen un discurso visual. De esta manera, el espectador inicia a observar en un punto y se debe conducir hasta el punto final.

Surtido

Esto puede ser obvio pero en ocasiones no sucede. Todo lo que se tenga expuesto en el escaparate se debe tener también dentro del establecimiento, pues el cliente en un momento dado lo necesitará.

Temática

El escaparate debe tener un diseño temático: navidad día de las madres, del padre, fiestas patrias, etc. Por otra parte, el diseño debe reforzar la imagen de la marca.

Tiempo

Según expertos, cada 15 días se debe cambiar el producto o al menos su disposición. Además, cada 2 meses se debe cambiar el escaparate entero.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL