Vender productos perecederos es todo un arte, que si no logra dominarse, podría traducirse en la pérdida de la inversión. Conocer cómo distribuirlos, presentarlos al público y en qué parte del local colocarlo es algo que necesitan tener muy en cuentas quienes se dedican al retail de este tipo de insumos. En la siguientes líneas te dejamos algunos datos importantes que debes considerar para venderlos mejor.

Considera las condiciones de sus productos: los productores que tienen una fecha de caducidad relativamente corta normalmente son alimentos de distintos tipos. Dependiendo de sus características, serán las condiciones que se necesitan para su adecuada conservación. Por ejemplo, los lácteos requieren de refrigeración, mientras que se prefiere mantener los comestibles enlatados en lugares secos a temperatura ambiente. Es importante considerar esto para que no se echen a perder antes de tiempo y la inversión se pierda.

Ponlos a la vista del comprador: hay quienes consideran que los insumos altamente consumidos son mejor ponerlos en los sitios poco transitados (conocidos como zonas frías) para que la gente vea otros productos que se ofrecen; sin embargo, si tienen una caducidad corta, lo mejor será ponerlos en lugares muy vistosos, para que puedan ser adquiridos con mayor rapidez.

Una promoción siempre ayuda: si se cuenta con productos que están a punto de cumplir su fecha de caducidad, una buena forma de ponerlos rápidamente a la venta es realizar una promoción con ellos. Ya sea por medio de un dos por uno o con cierto descuento podrá ayudar a recuperar al menos parte de la inversión que se hizo en lugar de perderla toda.

Como parte del sector del retail es importante tener en cuenta estos tips que pueden ayudar no sólo proteger la inversión que se ha hecho, sino también ayuda, en algunos casos, a mejorar los ingresos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL