Hoy día el retail requiere de altos estándares de operación de forma segmentada, lo cual es importante para que los clientes sean atendidos con la estrategia adecuada y eso se convierta en un factor clave para que los consumidores vivan una mejor experiencia en el punto de venta.

Por ello, las marcas invierten en tecnología y otros medios que les permitan saber a ciencia cierta cuál es el comportamiento de los shoppers cuando están fuera o dentro de una tienda y entender de qué manera se puede aprovechar esa información para aumentar la productividad del retailer

En ese sentido, los canales minoristas cuentan con una gama de oportunidades como equipos de seguridad, sistemas de monitoreo y programas que intentan descifrar la actividad de los compradores en el local comercial.

Si quiere leer más acerca de este artículo, da click en el siguiente enlace y consulta más contenido sobre lo mejor de la industria btl: promociones, activaciones y below the line.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL