El pintar una casa o un espacio determinado no es tarea sencilla, pues se debe tener la pintura adecuada y una buena brocha que ayude a las personas a no escurrir nada, por ello la marca de accesorios Purdy decidió utilizar el below the line para demostrar que tan efectivas son sus artículos.

Junto con la agencia Deutsch, esta marca ejecutó una acción de street marketing que consistió en que un grupo de personas pintó con suma precisión y cuidado todos los bordes de los ladrillos de una pared, para así darle forma a la palabra PAINT (pintura).

Sabedor de que al momento de darle color a un espacio, los detalles son fundamentales, Purdy demostró que sus brochas son las indicadas para ese tipo de tareas muy laboriosas.

A continuación te dejamos el vídeo que demuestra que con creatividad y confianza en sus productos, una marca puede crear una memorable campaña de marketing promocional.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL