Storytelling y storydoing, ¿cómo se pueden implementar en una estrategia?

Estos conceptos se pueden implementar y complementar bastante bien.

2296

El contenido es el rey. Esta es la frase que cada día toma más relevancia para los mercadólogos y los creativos. Y no es para menos, puesto que los clientes ya no sólo busca un producto que se vea bonito o que tenga buenas cualidades, sino que quieren una marca con la cual se sienta identificados. ¿Cómo se puede lograr esto? Por medio del storytelling se pueden generar material que ayude a las firmas para que se conecten con sus consumidores. Adicionalmente a esto, se puede trabajar con lo que se conoce como storydoing.

¿Cómo se puede generar una estrategia de storytelling y de storydoing? Uno de los primeros puntos que deben tenerse en cuenta es que las marcas necesitan investigar las necesidades de los clientes, pero debe tener en cuenta su contexto. Con esta información, las firmas pueden pensar en la historia que le quieren contar a sus clientes y con la cual deben conectar con ellos.

Otra de las cuestiones que deben tomarse en cuenta es que las marcas deben elegir los canales por medio de los cuales le harán llegar a los clientes su historia, puesto que esto definirá el formato por medio del cual se hará llegar el mensaje.

Una vez que se ha distribuido el mensaje de la marca en cuestión, será importante pasar a la parte del storydoing. Con congruencia y la coherencia de marcas: todo lo que las firmas plantearon el contenido que se le dio a los clientes, será importante que lo lleven a la acción.

Por ejemplo, si una marca ha generado un storytelling en el cual se plantea a sí misma como preocupada por medio ambiente, a través de un cambio de empaque, por ejemplo, será fundamental que también haga acciones específicas en pro de la ecología, para que las personas vean que hay consistencia entre lo que se dice y lo que se hace.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL