Es muy cierto que la energía que le pones y la adecuada investigación en el mercado en donde te paras como marca o negocio te ayudará a acercarte al éxito, sin embargo, una clara estrategia personal, definirá aún más el rumbo de tu negocio, sobre todo si eres coherente con la imagen que proyectas empática a la misma imagen que quieres para el mismo.

Y la pregunta inmediata: ¿Pero cómo ayuda mi imagen en los negocios? En mi opinión la respuesta debe ser: ¡En todo! Partamos del famoso dicho “de que como te ven te tratan” y definamos nuestra propia perspectiva de lo que queremos hacer.

Toda planeación y toda interacción que realices al exterior será tomado en cuenta para la construcción de tu negocio y en especial, la definición de los procesos que seguramente estarán alrededor de tu marca o compañía

Recordemos que las formas que presentamos toman mucha fuerza y hacen que la experiencia de nuestro negocio sea completa.

¿Pero como sé que camino estoy tomando desde mi marca personal y como está ayudando a mi negocio?

He aquí algunos puntos que podemos tomar como introspección y revisar como nuestra imagen personal construye para nuestro negocio:

  1. Definir que producto soy y como ayudo a fortalecer la interacción de la marca en diferentes escenarios
  2. Entender mi empatía al entorno y tomar ventaja de ella con tu personalidad
  3. Diversificar mis actividades y presencia en eventos sociales adhoc a mi negocio
  4. Crecer mi reputación en conocimientos alrededor de mi negocio en medios de comunicación tanto On Line como Off Line
  5. Tener mi propio sitio como un blog que fortalezca mi postura en el mercado
  6. Apoyar instituciones y asociaciones que ayuden a la comunidad
  7. Ser el creador del contenido de la marca y que se note
  8. Participar en foros relacionados con el negocio y su mercado
  9. Tener una buena gestión de contactos y crear una buena interacción con ellos

En definitiva, un buen diseño de imagen personal hará que la conversación en todo momento sea importante y sobre todo que esta ayude a fortalecer el modelo de negocio de tu marca.

El ser “famoso” puede ayudar a detonar el interés por aquellos que pueden ser Clientes Potenciales, sin embargo es obligación de nosotros como los líderes de nuestro diseño de marca propia el generar conversaciones alrededor de nuestro trabajo y actualizaciones de nuestro conocimiento día a día. Haciendo que se note en todo momento y este se oriente a los esfuerzos de la marca o compañía como un todo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL