¡Sí se puede! ¡Sí se puede!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Este ha sido un grito de batalla en las épicas justas deportivas de varios de los deportes nacionales y que al escucharlo al unísono de miles de gargantas, o al menos unas cuantas, hace enchinar el cuero a los que estamos afuera y sacar la casta y la fortaleza a los que están adentro compitiendo, y en más de una ocasión, ha tenido un resultado sorprendentemente afortunado, más que afortunado, positivo.

Este ha sido un grito de batalla en las épicas justas deportivas de varios de los deportes nacionales y que al escucharlo al unísono de miles de gargantas, o al menos unas cuantas, hace enchinar el cuero a los que estamos afuera y sacar la casta y la fortaleza a los que están adentro compitiendo, y en más de una ocasión, ha tenido un resultado sorprendentemente afortunado, más que afortunado, positivo.

Más columnas de Eugenio Valle:
A mí me vale ma…!!! (Coaching a la mexicana) Bitácora 3
A mí me vale ma…!!! (Coaching a la mexicana) Bitácora 2
A mí me vale ma…!!! (Coaching a la mexicana) Bitácora 1
A mí me vale ma…!!! (Coaching a la mexicana) Bitácora 0

Hay un refrán, “el que quiere, puede, y el que no quiere, pues no puede”, y esto da entrada a una agradable sorpresa que me llevé en la visita que recientemente hice a una gran empresa mexicana, Muebles Dico, visita que corresponde a una actividad académica que estuvimos realizando un grupo de personas, analizando temas de coaching, delegación, retroalimentación, trabajo en equipo, desarrollo de otros, habilidades gerenciales y de dirección, y resultó ser todo un superejemplo del SÍ SE PUEDE. Sí se pueden desarrollar las actividades productivas en un ambiente de orden y limpieza, de compromiso por los resultados, de visión de negocios desde el personal más operativo hasta el más directivo, todos tienen un objetivo común, atender a los clientes con excelencia, con calidad, prontitud sobrepasando muchas veces sus expectativas, porque todos los involucrados ahora saben, que el trabajar de esa forma conlleva a beneficios no solo para la empresa, sino que aportan para que sea una gran empresa y pues la derrama por supuesto que les llega a los ellos. Eso es CONGRUENCIA.

Esto no es tema de escritorio o de una semana, esto puede llevar meses o años; la construcción de una cultura laboral se hace sobre los hechos y las circunstancias de todos los días; y aunque por definición el ser humano tiende a ser humano y justificar sus fallas precisamente por esa condición (para algunos, la mediocridad está justificada de por vida, porque, pues somos humanos). En esta empresa, la labor de los líderes es llevar a su grupo de trabajo a desarrollar su máximo potencial, con exigencias y reglamentos, pero en un ambiente de camaradería y compromiso por la mejora continua.
¿Por qué esta gran empresa lo puede hacer y otras “grandes” solo se quedan en el dicho? Porque para los empresarios mexicanos, grandes o chicos, les urge todo… urgen las ventas, la producción, el acomodo del punto de venta, el desarrollo del producto, la administración de los recursos, y lo que no les urge ni tantito es el desarrollo del principal de sus intereses (o al menos, así debería de ser), SU GENTE.

Parece como de cuento de terror que ni viendo que el principal activo sean las personas que trabajan en la empresa, no se les ponga la atención adecuada. Y me refiero con atención, no al apapacho mezquino, ni a las dadivas o favoritismos, sino al liderazgo positivo y a la dirección adecuada, para que toda la empresa se mueva bajos los mismos objetivos comunes, me refiero a identificar al talento interno y llevarlo a niveles 2, 3, 4 y porque no, nivel 5, a la motivación y al desarrollo y crecimiento de las personas a través de programas de formación y de capacitación en aspectos técnicos y de superación. Invariablemente, y esto anótenlo con letras muy grandes, cuando una empresa trata bien a su gente, la única respuesta que puede dar la gente es trabajar productivamente, ser leal, eficiente, eficaz, certera, instruida, capaz de resolver problemas, atender a los clientes como invitados, y además, y quizás la respuesta más elocuente a la pregunta de, ¿cómo te sientes?, la gente es feliz. Carajo, ¡vamos a hacer más empresas, micros, pequeñas, medianas y grandes con esta filosofía! SÍ SE PUEDE, solo si se quiere.

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.