• KFC rediseñará su sándwich de pollo, haciéndolo similar a su competencia porque les ha funcionado.

  • Ha comenzado a probar un nuevo sándwich de pollo premium en Orlando, Florida.

  • Las ventas en los restaurantes de Popeye’s se dispararon 26 por ciento a nivel mundial gracias al sándwich.

El dicho popular: “Si no puedes contra el enemigo, ¡únetele!” jamás aplicó tan bien como en el caso de KFC y sus competidores, quienes le dieron muestra de lo que el consumidor quiere de las cadenas de fast food.

Popeye’s y Chick-fil-A han vendido millones gracias al sándwich de pollo y poco a poco se fueron sumando los competidores.

Incluso McDonald’s lanzó McChicken y la escasez de carne también ha obligado a Wendy’s a cambiar algunos restaurantes a vender principalmente productos de pollo, ha agregado una variedad de sándwiches de pollo a la parrilla.

Ahora KFC ha comenzado a probar un nuevo sándwich de pollo premium en Orlando, Florida. Aunque la cadena de comida rápida vende pollo frito con gran éxito, tiene el pollo hasta en el nombre, sorprendentemente no ha sido exitosa en cuanto a los sándwiches de pollo.

“KFC Chicken Sandwich” será la opción de filete de pollo crujiente por 3.99 dólares o una comida combinada con papas fritas y una bebida mediana de 6.99 dólares, para sumarse al furor por el pollo en Estados Unidos.

Te recomendamos:

Actualmente vende un emparedado llamado “Crispy Colonel”, que debutó en abril de 2018, pero no ha tenido éxito, así que copiará a la competencia y rediseñará su producto para ese fin.

Andrea Zahumensky, director de marketing de KFC, dijo a CNN Business que “cuenta con una actualización de cada componente. Nos lanzamos a este proceso que creemos que ahora podrá competir”.

Las ventas en los restaurantes de Popeye’s abiertos al menos 17 meses se dispararon 26  por ciento a nivel mundial en el primer trimestre de 2020 en comparación con el mismo período del año pasado, gracias al sándwich.

Chick-fil-A tiene una base de fanáticos devotos a pesar de su controvertido pasado y ha aumentado constantemente su alcance, superando a las cadenas de pollo casi el doble de su tamaño. Ha agregado alrededor de 1,000 ubicaciones y casi triplicó sus ventas en la última década. De hecho, es la quinta cadena de restaurantes más grande de Estados Unidos después de McDonald’s, Starbucks, Subway y Taco Bell, a pesar de que todos tienen más puntos de venta físicos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL