Ciudad de México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riegos Sanitarios (Cofepris) iniciaron investigaciones en contra de ambas empresas para determinar qué tan veraz es la publicidad de sus productos.

Más notas sobre Mercadotecnia:
Las 5 claves del Personal Branding
Un brasier políticamente incorrecto

La firma de comida rápida ya ha recibido sanciones por parte de la Profeco, luego de que fuera acusada de utilizar imágenes inexactas de su “Cajita Feliz” y la marca no pudiera probar la veracidad de las mismas. La procuraduría multó a McDonald’s con 684 mil 584 pesos y le pidió que retirara los anuncios que aseguran que la mencionada “cajita” tiene fruta como postre y utiliza fotos que pueden confundir al consumidor.

Por su parte Coca Cola sigue siendo investigada por la campaña “Una Coca-Cola = 149 calorías para usar en actividades felices”, estrategia que asegura que una lata del producto tiene 149 calorías, mismas que se pueden quemar paseando a un perro por 25 minutos, bailando 10 o riendo a carcajadas por 75 segundos.

La Cofepris pidió a la marca roja pruebas científicas de que lo que dice su publicidad es cierto, de lo contrario serán sancionados.

Ambas compañías han estado en el ojo del huracán desde hace años y en los últimos meses han hecho grandes esfuerzos por contrarrestar su mala imagen respecto a temas de salud y obesidad, sin embargo en muchos casos ha resultado contradictorio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL