Albertsons

Esta semana, Albertsons, la minorista estadounidense, implementó una tecnología de ubicación compartida que tiene la finalidad de brindar a los clientes un monitoreo en tiempo real de pedidos en línea.

Con ‘Albertsons Safeway’, los clientes podrán acceder a una experiencia de comercio electrónico más sencilla. Narayan Iyengar, senior vice president of digital and e-commerce at Albertsons Cos., dijo a medios estadounidenses que la asociación con Glympse la compañía podrá agilizar la entrega de sus comestibles. 

Sin embargo, esta opción aún se encuentra en pruebas. Albertsons planea seguir haciendo pruebas piloto de la solución “Glympse”, en mercados selectos. El servicio notificará al usuario cuando su pedido esté listo, además les permitirá 

Te recomendamos: Nueva tecnología de Albertsons permitirá dar seguimiento a pedidos en línea.

Kroger

Por otra parte, Kroger, la cadena de supermercados estadounidense, dio a conocer que lanzará un servicio de entrega con vehículos autónomos en la ciudad de Houston, con la finalidad de realizar envíos de comestibles pedidos en línea.

El nuevo servicio comenzará sólo en pocos puntos de venta, a través del vehículo autónomo ‘Toyota Prius’ de Nuro, sin embargo, la compañía tiene planeado cambiar el modelo a finales de este año, por el Nuro R1.

Según Yael Cosset, chief digital officer at Cincinnati-based Kroger, el programa piloto implementado en agosto del año pasado, confirmó los beneficios que brindan los vehículos autónomos tanto para la tienda como para el consumidor. 

“Este lanzamiento es otra forma de comprometernos con nuestros clientes, ofreciendo entregas de manera sostenible, de cualquier artículo, en cualquier momento, en cualquier lugar y de la forma que lo deseen”, dijo Yael Cosset a medios estadounidenses.

Adidas

La firma de artículos deportivos informó que obtuvo unas ventas por 24,705 millones de dólares, un alza del 3 por ciento en relación al año anterior. El beneficio se disparó un 45 por ciento en el mismo período, hasta 1,918 millones de dólares debido al impacto negativo que tuvo en su balance económico la reforma fiscal impulsada por Donald Trump en 2017.

La facturación en Norteamérica aumentó un 10 por ciento, hasta 5,286 millones de dólares, mientras que en Asia-Pacífico experimentó un alza del 12 por ciento, hasta 8,050 millones de dólares. El avance fue especialmente alto en China, con un incremento del 23 por ciento de su facturación.

Sin embargo, las ventas en el resto de sus principales mercados cayeron durante el último año. En Europa, el grupo perdió un 1 por ciento en volumen de ventas, y en Latinoamérica cayeron hasta un 14 por ciento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL