La industria de retail en México sigue con número positivos, a pesar de que factores como una mayor inflación o más ahorro del consumidor continúan.

Según cifras de las Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), de enero a diciembre de 2016, sus cadenas afiliadas abrieron 1,800 puntos de venta, de los cuales 14 por ciento fueron de autoservicio, 8.2 por ciento departamentales y 77.7 por ciento correspondieron a tiendas especializadas, generando 806 mil empleos directos.

Al haber más puntos de venta, marcas con productos de distintas categorías pueden llegar a un mayor número de consumidores, de la mano de grandes retailers. Sin embargo, estar presentes en un anaquel no es sinónimo de que la ejecución será un éxito, o de que eso sea no lo único importante para hacer que tu producto tenga buena rotación.

Si quieres visualizar y medir el desempeño de tu ejecución, es preciso considerara los siguientes 7 puntos.

Define objetivos para llevarla a cabo

Cada marca o fabricante debe tener claro a dónde quiere llegar con una auditoría, es decir, precisar si lo que desea conocer es el desempeño de un canal de distribución, si lo que quiere es entender y saber más sobre el shopper, medir estrategias de marketing en PDV, entre otro tipo de objetivos que se necesitan definir.

Frecuencia con la que se realiza

Al tener los objetivos definidos, será más sencillo saber con qué frecuencia se llevará la auditoría, y así poder estar al tanto de lo que se busca conocer, en el tiempo justo y conveniente.

Delimita un espacio para auditar

Este punto se refiere a que la marca debe considerar sitios o zonas estratégicas para hacer su auditoría, es decir, delimitar qué tipo de punto de venta se visitará para auditar.

Selecciona la dinámica de la auditoría

Cada fabricante debe precisar si se tratará de una actividad realizada por un mistery shopper, o bien se se contará con la colaboración del retailer; esto dependerá de los objetivos e información que se quiere recabar.

Indicadores a medir

Fundamental que al hacer una auditoría se definan los indicadores a auditar, que pueden ir desde el producto, su ubicación en anaquel y cómo es su nivel de participación, hasta una categoría completa. Por ello es necesario que se tenga una claridad con e tipo de indicadores y qué se quiere conocer de ellos.

Gestiona permisos para auditar

Tomar fotos de anaquel o exhibiciones adicionales, o hacer un escaneo de códigos, por ejemplo, son actividades que deben contar con precia autorización del retailer para que la auditoría se lleve a cabo de la mejor manera posible y la tienda ofrezca las facilidades necesarias para realizarla.

Alinear la información

Seguramente la marca que lleve a cabo una auditoría cuente con datos extraídos bajo otros formatos o estrategias. Sin embargo, se recomienda cruzar los resultados para que el análisis de la ejecución completa pueda ser más preciso y real.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL