El sector de lujo en México, pese a los niveles inflacionarios, se encuentra en un crecimiento constante que da cuenta del potencial que tiene nuestro país.

Ropa, bolsos, carteras, relojes, joyería, accesorios, entre otro tipo de artículos son los que figuran como parte de los bienes premium de mayor demanda por el cliente mexicano, tanto en PDV como en tiendas online.

Cifras de la firma de consultoría Euromonitor Internacional revelan que las ventas de este tipo de productos alcanzó un monto de 65,226 millones de pesos en 2016 en nuestro país, mientras que para el cierre de 2017 se estima que dicha cifra aumente hasta llegar a 69,121 millones de pesos.

¿Quiénes impulsan el mercado de lujo en México?

Este auge de la venta de artículos de lujo y la predominancia de marcas premium, así como espacios exclusivos dentro de grandes retailers departamentales y PDV propios de marcas pertenecientes a esta industria, son un reflejo del incremento en la demanda de este tipo de bienes.

De acuerdo con la plataforma de análisis Luxury Lab, el número de tiendas de lujo creció 42 por ciento en los últimos 5 años. Y en lo que respecta al gasto destinado de clientes mexicanos, 1 de cada 10 pesos gastados en el país va dirigido a marcas premium.

Ante tales cifras, ¿qué sector de la población es la que más influye en el auge del mercado de lujo en México?

Según Fflur Roberts, directora de investigación de Euromonitor Internacional, afirmó que los jóvenes, especialmente la generación millennial, es el sector poblacional que más contribuye al crecimiento de marcas de lujo en México.

Con alrededor de 115 millones de jóvenes nacidos entre 1980 y el año 2000, estas personas han hecho de México uno de los países más relevantes en esta industria a nivel global, y la tercera nación más importante de América Latina, según Roberts.

Este sector lo que busca en los PDV que visita no es sólo productos de calidad, sino también experiencias de compra, artículos personalizados y que les ofrezcan valores agregados.

A diferencia de años anteriores, el mercado de lujo actual ya no se distingue por productos ostentosos, sino por artículos sencillos pero elegantes, exclusivos, personalizados, con diseños originales, pero sobre todo por la experiencia que representa el adquirir un bien premium.

Según cifras anunciadas por la ANTAD, los ingresos generados por el mercado de lujo equivalen al 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL