Una de las formas más efectivas para promocionar un producto, y que además sea capaz de proteger su contenido, es el packaging.

Entendido como un contenedor que mantiene una presentación visual y comercial, es también una estrategia de promoción que distintas marcas en el mundo utilizan para atraer la atención del consumidor, y sea capaz de generar una venta del producto, siendo este estrategia de marketing una razón suficiente para motivar la compra.

De acuerdo con nuestro Estudio de Packaging 2017, 65.9 por ciento admitió que un packaging influye mucho en su decisión de compra, y un 70.1 por ciento de los consumidores mexicanos estaría dispuesto a pagar más por un buen packaging.

Diferenciar un producto entre sus competidores, identificar de forma inmediata un producto y garantizar la higiene y seguridad del producto, son algunos de los objetivos que esta estrategia promocional debe tener.

A diferencia de un simple envase, el packaging muestra al target el nombre y logo de la marca, comunica información específica sobre el producto y varios de ellos buscan generar una conexión emocional con el cliente, de tal forma que tener el packaging, más allá del producto en sí, sea el motivo de compra.

Razones para rediseñar

Tomar la decisión de hacer un cambio en la imagen de cierto producto, no es una decisión que se tome a la ligera. Esto responde a necesidades y objetivos muy específicos de cada empresa tiene, en determinado momento.

A continuación presentamos algunos motivos que dan pie a un rediseño de packaging.

  • Mejorar la rotación de un producto: cuando un artículo no registra un nivel óptimo de venta, una forma de mejorar esa situación es renovando su imagen, en la cual se haga mayor énfasis a la comunicación de un mensaje, así como beneficiar su diseño, de tal forma que resulte más atractivo para el cliente final.
  • Abrirse a otro segmento o consumidor: llegar a otro tipo de consumidor, con un mismo producto, también puede ser motivo para que una marca opte por realizar algunos cambios en determinado packaging. Esta fue una de las razones por las que Coca Cola decidió rediseñar la botella de su Diet Coke, ya que para llegar a un consumidor millennial, la empresa hizo modificaciones y así ser más atractivo para este cliente.
  • Informar sobre nuevas propiedades del producto y datos nutricionales: Francisco Tedín, gerente general de Mercadotecnia de Cereales Nestlé México, comentó en entrevista que para mejorar no sólo la presentación, sino también la comunicación mediante el packaging, es necesario que se introduzcan datos nutrimentales, beneficios de consumir el producto, así como datos adicionales que anuncien sus nuevas características.
  • Fechas especiales: Coca-Cola y sus latas con Santa Claus en Navidad, Doritos Nachos para resaltar las festividades de Halloween, Nivea Men y sus latas con el nombre de algunos jugadores del Real Madrid y hacer saber al cliente sobre su patrocinio, son algunos ejemplos que dan cuenta de la importancia que tienen ciertas fechas o acontecimientos especiales para determinadas compañías, además de que el rediseño generado por una fecha específica también contribuye a la conexión emocional con el consumidor.

Es importante que, antes de optar por un rediseño, se tenga claro el porqué del cambio, si es una buena estrategia de marketing, cuál será la inversión para rediseñar, así como para promocionar esta nueva imagen en PDV, y contar con un plan de comunicación efectivo.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL