Captar la atención del consumidor puede ser labor sencilla, a simple vista, pero si además se trata de generar una compra, el packaging resulta ser una buena estrategia.

En términos generales, el packaging se traduce como aquella presentación comercial de un producto, el cual busca despertar en el cliente un interés por el artículo, a través de un diseño específico, y que al final eso se traduzca en una compra.

Además de ser una presentación comercial de un producto y tener la intención de hacer que el cliente elija cierto producto, gracias a su packaging, esta estrategia de marketing en PDV persigue los siguientes objetivos:

  • Proteger y conservar el producto
  • Diferenciar un producto entre sus competidores
  • Asegurar que las propiedades del producto se mantengan intactas
  • Servir de canal de información al consumidor
  • Transmitir los valores de marca

Diseño, elemento clave del packaging

Si hay algo que caracteriza y distingue a un packaging como estrategia de venta, es justo la creatividad de su diseño.

Cuando hablamos de creatividad, esta no se limita únicamente a una buena combinación de colores, o a ilustraciones llamativas y que se relacionen emocionalmente con el target. Un buen diseño de packaging considera otros elementos para hacer de éste una promoción efectiva.

Para un 65.9 por ciento de los consumidores mexicanos, el estar frente a un packaging influye considerablemente en su decisión de compra, contrastado con sólo un 2 por ciento que asegura no sentirse influenciado por esta estrategia, según datos del Departamento de Investigación de InformaBTL.

¿Qué es lo que, a primera vista, llama la atención de un consumidor cuando mira un packaging? De acuerdo con dicho departamento, estos factores para captar la atención son:

  • Diseño e imagen: 58.6%
  • Reusable: 11.8%
  • Materiales y texturas: 9.4%
  • Resellable: 8%
  • Abrefácil: 6%
  • Resistencia: 5%

Por otro lado, Melinna Mascorro, gerente de Marketing de Herdez comentó en entrevista que cuando una marca busca generar un vínculo emocional con el cliente, el packaging puede tener los siguientes elementos:

  • Variedad de diseños que promocionen un mismo producto.
  • Materias primas amigables con el medio ambiente.

La Asociación Mexicana de Envasado y Embalaje (AMEE), informó que durante 2015 se fabricaron cerca de 10.8 millones de toneladas de envases, cifra que para el 2016 tuvo un crecimiento de 4.6 por ciento, dando como resultado la producción de 11.3 millones de toneladas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL