El título de esta columna no está equivocado. Si bien es cierto que las imágenes por sí solas pueden expresar una gran variedad de conceptos, tienen una mayor recordación y captan más nuestro interés a primera vista, es importante no menospreciar a las palabras, que a su vez, pueden crear en nuestra mente un sinfín de imágenes, con el beneficio de que dicha relación, entre palabra e imagen, es mucho más puntual para comunicar con certeza.

Más artículos de Jaime Torres:
Un goleador Virgen entra a la cancha del BTL mexicano
¿Una agencia de BTL o de Spam Marketing?
La Invasión Maternal

No pretendo indicar que una es mejor que la otra, sino que son más eficaces al complementarse y además, que hoy en día, es preciso dar a la palabra su valor real, algo que se ha perdido.

Para entenderlo mejor, pensemos en que el auge de los conceptos Content Marketing y el Storytelling no es una casualidad y su gran importancia siempre ha existido. Nos alimentamos de historias y éstas han perdurado a lo largo del tiempo gracias a las palabras y sus significados, y no solamente a las imágenes, que se emplearon sin palabras o signos, solamente al principio de nuestra existencia.

Utilizamos palabras en activaciones y en toda comunicación comercial, ya sea BTL o ATL, muchas veces sin detenernos en analizar su adecuado uso y sobre todo, el potencial que pueden tener.

Bien dicen que en el pedir está el dar, y eso obviamente aplica en el ámbito de la comunicación Below The Line. Para muestra, el siguiente video: “The Power of Words”, que seguramente muchos ya habrán visto, pero que es un estupendo ejemplo para meditar sobre el poder de las palabras y la gran importancia de su uso audaz en nuestra comunicación:

Recordemos que las grandes campañas, esas que se quedan en la mente popular, son las que siempre tendrán la última palabra.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL