En el event marketing, además del evento en sí, existe una gran variedad de elementos que pueden ayudar a promocionar una marca. Uno de los componentes más comunes y efectivo suelen ser los stands. Estos sitios están hechos a la medida para cada ocasión que se presenten y en función de las necesidades que se tengan que cubrir. Es importante mencionar que estos materiales requieren de ciertas cosas para funcionar correctamente. ¿Qué es lo que no le debe faltar? En las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

La tecnología es uno de los componentes más importantes con los que deben contar los stands. Con esto no nos referimos a materiales costosos como computadoras o algo más, sino más bien a los aditamentos que requieren para cubrir las necesidades específicas que tiene una firma en un evento. Por ejemplo, quizás en alguna actividad corporativa se quiera realzar la visibilidad del sitio, por lo que se usarán pantallas. También, para captar la atención del público, se puede usar un buen sistema de audio.

Los stands son los espacios de la marca, diseñados ex profeso con la finalidad de destacarla respecto a las demás que existen, por este motivo es fundamental que estos espacios estén brandeados en todo momento, por supuesto, tomando en cuenta los principios de la composición y armonía del diseño, para que se genere en la gente un brand awareness sustancial.

Por lo regular, los stands siempre tienden a promocionar el producto o servicio de la marca en cuestión, por lo que es necesario que estén presentes en este tipo de espacios, con la finalidad no sólo de que el público los conozca, sino también para generar la venta por impulso, motivo por el cual también es importante que se puedan recibir distintas formas de pago.

Los stands por sí solos pueden funcionar, no obstante se requiere que haya presencia constante de promotores, para orientar al público en todo momento e incluso para hacer labor de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL