A la fecha, la publicidad exterior, también conocida como OOH, es un medio que funciona a las marcas y logra atraer al consumidor.

Si bien la inversión en campañas y medios digitales ha venido incrementando en los últimos años, el Out Of Home prevalece como uno de los favoritos, dado el su alcance, formatos, ubicación, claridad y concreción de sus mensajes.

Según datos del Estudio de Inversión en Medios 2017, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, en 2016 se invirtieron 6,978 millones de pesos en OOH, y a nivel mundial la cifra fue de 39,500 millones de dólares, de acuerdo con PwC.

Candidatos y OOH, ¿mensajes que funcionan?

Al igual que una marca, los candidatos utilizan la publicidad exterior para persuadir, influenciar y dirigir la intención, en este caso de voto, en las personas que miran un espectacular, pendón o valla.

No obstante, es común ver que cuando hay comicios, existe una serie de mensajes que prevalecen, los cuales pueden o no resultar funcionales para cada contendiente.

Con solo hacer un recorrido por algunas calles de la Ciudad de México, y con apoyo del marketing político emocional, es posible concluir qué tipo de mensajes se han encargado de comunicar los candidatos presenciales.

Se puede percibir una comunicación básica, en la cual se plantean frases de motivación, además de contener mensajes esperanzadores que buscan generar empatía con el electorado, es decir, frase donde se aboga por la paz es un ejemplo de ello.

De igual forma, se muestra una serie de mensajes de orgullo, es decir, que algunos candidatos han mencionado no estar involucrados en problemas legales, además de ser los más experimentados en su áreas en política, economía y otros tópicos de interés público.

Tener la imagen de un candidato presidencial junto a la de otro contendiente para senador o diputado, es una forma de persuadir a los votantes a no solo elegir a cierto candidato, sino a sentirse con la confianza de votar por hombres y mujeres que están en la misma militancia.

Con este tipo de comunicación y formatos de publicidad exterior, un candidato tiene la posibilidad de impactar a más personas que, sin estar en casa expuestas a medios tradicionales como la televisión, o a un volante en la calle que podrían tirar, el OOH les facilita llegar al electorado en momentos distintos de su día, además de dar pie a la recordación de su nombre, logo, colores de partido, entre otros elementos que le ayudarán a mantener su imagen en la mente del target.